A Sala Llena

Kartun (el año de Salomé)

Kartun (El Año de Salomé)

Dirección y Guión: Hugo Crexell, Mónica Salerno. Producción: Virginia Lauricella.
Elenco: Mauricio Kartun, Osqui
Guzmán, Manuel Vicente, Lorena Vega, Stella Gallazzi. Duración: 88 minutos.

Mauricio Kartun,
dramaturgo y director argentino, es el protagonista del documental Kartun (el año de Salomé), aunque la
aclaración entre paréntesis del título intente indicarnos que es de su última
puesta en escena que el film se ocupará. Los 88 minutos seleccionados luego de
casi dos años de registro documental, más que dar cuenta de la gestación del
Espectáculo Salomé de Chacra, muestran y caracterizan el modo en que el dramaturgo
transita el proceso creativo. Esto último lo consideramos como una variable
bifronte que según como se la mire puede evaluarse como valor positivo o
carencia del largometraje. Como valor agregado podemos pensar que la figura de
Mauricio Kartun es profundamente conocida y respetada en el campo teatral,
incluso su poética ha alcanzado su mayor productividad y evolución en la última
década, pero qué sucede con el espectador no avezado en cuanto a su figura y su
trabajo. El film co-dirigido por
Hugo Crexell
y Mónica Salerno
constituye un relato
consciente de estas limitaciones, y es por ello que se dirigen no sin
profundidad a aquel que conoce y es capaz de ubicar en contexto un título tan
conceptual como el del film.

En
la utilización de una cámara que sin estar quieta se mueve muy sutilmente
pareciera aparecer la mirada de Kartun, cuya escritura se ve determinada por el
detalle y la práctica del archivo.  En
esa mirada que la cámara va descubriendo, lo que parecen detalles biográficos
de su vida personal y también de su modo de escritura, son en realidad forma y
a la vez contenido del proceso creativo individual. Así como Kartun ha mencionado
en diversas entrevistas que sus obras se sustentan en un relato invisible en
muchos casos imposible de adivinar, Kartun
(el año de Salomé)
nos propone asistir a fragmentos de lo que podríamos
llamar las huellas de la estructura oculta de la poética Kartuniana.

La
construcción del relato de Crexell y Salerno es sencilla. El montaje por corte
directo que brinda dinamismo y el predominio de planos detalle y primeros
planos, así como la ausencia de música o cualquier sonido extradiegético operan
en función de darle un carácter de documento de archivo al largometraje. Así
conocemos fragmentos del universo cotidiano del autor mientras los transita: los
bosques y playas de Cariló, el placer por la jardinería, la feria de
antigüedades de Dorrego y Corrientes, el pasado adolescente en el Mercado de
Abasto del Partido de San Martín y el ferrocarril Gral. Mitre entre otros, se
articulan armónicamente con camarines, escenarios, escenografías, ensayos y
actores. La postal elaborada sobre el trabajo del dramaturgo es una novedad importante
en la cartelera cinematográfica porteña. Si bien cierta distancia fría
sobrevuela al enunciador, creemos que esto se debe a la imposibilidad de
registrar cualquier atisbo de teatralidad, porque el teatro y sus procesos internos
son irrepetibles, indescriptibles e imposibles de fijar.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →