A Sala Llena

La Monstrua

alt

La Monstrua

Dirección: Marcelo Mangone. Dramaturgia: Ariel Mastrandea. Vestuario: Verónica Calabrese. Diseño de Escenografía: Belén Pedernera. Diseño de Luces: Marcelo Mangone. Elenco: Omar Lopardo. Prensa: Te Hago la Prensa.

La mirada deforme

Belleza interna vs. Belleza externa. La mirada prejuiciosa y el sentir interno del monstruo. Situándonos en el circo conocemos a Cornelia de Longue (Omar Lopardo), la mujer barbuda, la monstrua.

Mientras se prepara para salir a escena y enfrentar la risa lacerante de un público morboso, Cornelia mantiene una conversación (en forma de monólogo, se trata de un unipersonal) con otro personaje cuya identidad iremos descubriendo a través de la información contenida en el texto, que oscila entre el humor y la tragedia por momentos de forma efectiva, por momentos desconcertante. Algunos chistes se desinflan por la sobre explicación de los mismos y ciertos momentos dramáticos pueden tornarse graciosos aunque no intenten serlo. Sin embargo unos de otros son fácilmente diferenciables por la iluminación que para los momentos de introspección adopta un tono bajo acompañada por una música de tono grave.

Omar Lopardo tiene la energía y capacidad actoral para asumir de forma plenamente creíble un personaje que se debate entre su naturaleza y la que le impone la mirada de los otros, verdaderos monstruos sin corazón que se burlan de su desgraciada existencia y la usan a su beneficio. Tiene además un muy buen manejo vocal, que despliega con los cambios de voces que lleva a cabo mientras va relatando distintas anécdotas. Sin embargo el problema es que desde el comienzo entra a escena con un nivel muy alto de energía que no ofrece variables, a excepción de los momentos de reflexión del personaje, dándole cierta monotonía a la totalidad de la obra.

La puesta en escena nos distancia de la protagonista por el uso de un tul blanco ubicado al frente del escenario y que nos deja vislumbrar el mundo privado de Cornelia. Esta tela simula la entrada a su carpa, aunque esto no resulta del todo claro desde el comienzo dado que hasta que le da uso, la monstrua permanece casi todo el tiempo del otro. El argumento invita a reflexionar sobre las monstruosidades internas que todos encerramos (en cine podríamos compararla con Freaks de Tod Browning), pero termina mostrando que nadie es absolutamente inocente cuando Cornelia deja también en evidencia sus propias oscuridades, consecuencias de su dolor.

Teatro: El Espión – Sarandí 766

Funciones: Lunes 20:30 hs

Entrada: $45,00 / $35,00

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS