A Sala Llena

Las 10 Últimas Preguntas

alt

Las 10 Últimas Preguntas

Dirección: Guido Simonetti. Producción: Mora Films.

Demasiadas preguntas

Las 10 Últimas Preguntas me recordó esas eternas publicidades televisivas que se presentan como acontecimiento. En este caso, podría ser el spot de un seguro de vida. Resulta difícil, de hecho, advertir el inicio del corto, ya que las primeras imágenes, situadas en una plaza porteña, nos muestran en cámara lenta unos nenes que juegan, una pareja de enamorados que toman Cepita, unas viejas que pasean y postales de ese estilo. Una solemne voz en off irrumpe y proclama: “Lo peor de la vida no es la muerte, sino el no haber hecho lo suficiente“. O algo así. Aquí ya no parece una publicidad de seguros, sino de una iglesia evangelista. Se ven cosas parecidas en la madrugada de Canal 2.

El protagonista (Güido Simonetti, que también lo dirigió) se va a morir -o se murió o está en el umbral que separa la vida de la muerte-. En este umbral, ilustrado por un bosque, habita un hombre mayor que él, de saco y camisa, con porte de sabérselas todas. Inexplicablemente, todo se pone en blanco y negro menos la remera roja del personaje central. Su ángel guardián le pregunta cómo se siente y él le manifiesta su pesar por asuntos que le quedaron pendientes. Como respuesta llega la primera pregunta: “¿A quién le dirías gracias?”.

A la bendita vieja, claro que sí. La próxima escena es en color; nuestro héroe irrumpe en la oficina donde trabaja su mamá y le dice “ma, gracias por todo”. La mujer no entiende nada, y un primer plano capta ese desconcierto. Y así se repetirá otras nueve veces la misma cantinela. El muchacho de la remera roja le dirá “te amo” a una compañerita de la infancia, le dará a su hermano el abrazo que nunca le dio, se tomará una última cerveza con su mejor amigo, trompeará al pibe que le sacó la novia, besará a una amiga con la que nunca se atrevió, pasará una noche más con su novia, y algunas obviedades más que no recuerdo.

Resulta incomprensible que este corto, similar a los de tantos estudiantes de medios audiovisuales, se haya estrenado en cine. Su discurso esquemático de folleto de autoayuda quizá podría tener más éxito, si no fuera por algunos desperfectos técnicos que ya se señalaron, en el ámbito publicitario. Todo lo que sé es que si el hombre de saco y camisa se me apareciera para preguntarme qué cosas desearía no haber visto, una de ellas sería, con toda seguridad, Las 10 Últimas Preguntas.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →