A Sala Llena

Looper, según Matías Orta

La premisa de los viajes temporales nunca deja de ser atractiva. Y si el tema presenta giros peculiares, mejor todavía. Lo demostró H.G. Wells en la literatura y directores como Robert Zemeckis y James Cameron en el cine. Y es justamente el séptimo arte el que sigue dándonos alguna que otra sorpresa referida a este subgénero.

Looper: Asesinos del Futuro transcurre en 2044, un futuro similar a nuestro presente, pero con algunos chiches tecnológicos. Menos maquinas del tiempo… que serán creadas 30 años mas tarde. Es mas, son usada por organizaciones mafiosas, que en esa próxima época mandan a sus victimas al ahora del film para que lo asesinos (denominados loopers) se encarguen de ejecutarlos a cambio de lingotes de plata. Joe (Joseph Gordon-Levitt), uno de los loopers más destacados, lleva una rutina basada en tener sexo con su novia (Piper Perabo), el consumo de drogas mediante gotas en los ojos y el aprendizaje de francés. Pero todo cambia cuando le toca matar al nuevo viajero del futuro: la versión mayor de sí mismo (Bruce Willis), quien se escapa de inmediato, dispuesto a recomponer situaciones para impedir un hecho trágico de su vida. El Joe joven va tras él (tras de sí mismo), al tiempo que comienza a ser perseguido por sus jefes y compañeros criminales, y descubrirá más de lo que había pensado.

Si bien se trata de un guión original, tiene un sabor a la obra del escritor Philip K. Dick, autor de los textos en los que se basaron para Blade Runner y El Vengador del Futuro, entre otras. Muestra un futuro propio de un film noir, en el que se mezclan indigencia y tecnología, con corporaciones mafiosas y clima de paranoia. También hay elementos dignos de Stephen King, ya que varios ciudadanos desarrollaron poderes telequinéticos; un elemento crucial a partir del segundo acto, sobre el que no conviene contar mucho. También tiene sabor a western, ya que incluye parajes campestres y duelos al sol.

Joseph Gordon-Levitt está correctamente caracterizado como una versión juvenil de Bruce Willis y demuestra que el cine de acción le sienta tan bien como al eterno Duro de Matar. Emily Blunt aparece como una granjera con un terrible secreto y sale bien parada de tan inusual rol para ella. El resucitado Jeff Daniels encarna al sádico jefe de los Loopers, y Paul Dano y Garret Dillahunt participan brevemente como colegas de Joe. Por su parte, Noah Segan es un matón pasadísimo de rosca.

El guionista y director Rian Johnson ya había demostrado ser un talento a seguir en Brick, su ópera prima, una combinación de drama y film noir en la que ya había trabajado con Gordon-Levitt. Luego nos dio Los Estafadores, algunos capítulos de la serie Breaking Bad y ahora se mete con una suerte de versión más intelectual de Terminator. Nuevamente, queda claro que sabe crear situaciones tensas sin caer en tantos lugares comunes, y se nota que el género fantástico no le queda chico y lo encara de un modo realista, sin llamar tanto la atención sobre los efectos especiales por computadora (casi no se notan), privilegiando la acción en vivo. Muy en la onda de Christopher Nolan, aunque sin llegar a su altura.

Aunque por momentos es muy hablada y en la mitad entra en una pequeña meseta, Looper: Asesinos del Futuro sigue siendo una interesante película de ciencia-ficción, con vueltas de tuerca y secuencias inspiradas. Y, como toda historia de viajes temporales, dejará pensando al espectador.

¿Un nuevo clásico? Es pronto para decirlo, pero tiene sus méritos.

[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →