A Sala Llena

Muñeca

Versión: Pompeyo Audivert de la obra de Armando Discépolo, con incrustaciones de textos de Marosa Di Giorgio. Dirección: Pompeyo Audivert y Andrés Mangone. Composición y música en vivo: Claudio Peña.  Asistencia de dirección-produccion: Monica Goizueta, Marta Davico. Escenografía y vestuario: Julio Suárez. Diseño de Iluminación: Leandra Rodriguez. Elenco: Pompeyo Audivert, Pablo Díaz, Mosquito Sancineto, Abel edesma, Ivana Zacharski, Diego Veggezzi, Fernando Khabie, Gustavo Durán y Carlos Correa. Prensa: Pintos-Gamboa.

Una Muñeca para dos

Muñeca es una adaptación libre del texto dramático de Armando Discépolo por parte de Pompeyo Audivert, quien además de dirigirla, actúa en ella. Anselmo un hombre muy adinerado pero de aspecto feo se ha enamorado de Muñeca, una joven muy hermosa cuyo amor no le es correspondido y de la cual se desconoce su paradero. Puede pensarse, tal como lo expone su director, que el cuerpo de Anselmo funciona como condena, al igual que el de Muñeca. En su segunda temporada en cartel, Muñeca enfatiza la figura de la máscara característica del género del grotesco criollo a través del maquillaje de algunos de los personajes, pero fundamentalmente a través de la figura del doble. El enmascaramiento aquí entendido como un gesto social, como el ser para uno y el ser para los demás, estará presente durante toda la pieza.

Esta apropiación del texto por parte de Audivert lleva al extremo algunos de las ideas presentes en el texto de Discépolo, llenándolo así de nuevas interpretaciones. Esta puesta en escena vincula el drama personal con una crítica a la sociedad argentina de los años ´20, compuesta en parte por una elite económica tan soberbia que se autoproclamaba mejor que la europea.  Asimismo se expone el machismo de la época, en la cual algunos hombres trataban a las mujeres como su propiedad cosificándolas, como un objeto que se puede comprar y manejar, como una marioneta. Muñeca es tratada constantemente como un títere no sólo por Anselmo, sino por el resto de los personajes, ya que es el más frágil de ellos. En un prólogo algo surrealista es tratada como una muñeca inanimada que expulsando de su cuerpo unos pétalos rojos pronuncia: “esparce una fragancia de ovario”.

A través de una cuidada puesta en escena y con una maravillosa música en vivo-igual que en los primeros tiempos del teatro y del cine- se nos invita a participar de la intimidad de este triángulo amoroso. El cual no sólo será expuesto para nosotros, sino también para el resto de los personajes quienes invaden la privacidad de la pareja en todo momento, acentuando el tono grotesco de dicho texto. Puede notarse en él una yuxtaposición entre tragedia y comedia, de la cual lo patético-como poética- será el resultado. En esta peculiar representación hay varios recursos vinculables a lo cinematográfico. En primer lugar, el cambio que se realiza sobre la estructura de la obra, adicionando un flashback el cual funciona como prólogo y epilogo de la obra, dividiendo así la estructura en tres partes. Además la inclusión del recurso del espejo como metáfora del doble, pero cuyo dispositivo funciona visualmente como un plano y contraplano de los personajes. Asimismo el maquillaje expresionista de sus personajes; principalmente el de Anselmo junto con sus toscos movimientos otorga un efecto de monstruo, como un Frankenstein del cine de terror. El último recurso homologable al cine es la utilización de la sincronía de los movimientos de los intérpretes con la música,  remitiendo al cine silente de la década del ´20. Otro mecanismo formal interesante es el recurso del marco vacío con el cual interactúan los personajes. En el texto de Discépolo hay un retrato de Muñeca, pero aquí su foto no está como metáfora de su ausencia. Los personajes utilizan este marco enfatizando sus máscaras, y a su vez llenando el vació que ha dejado la partida de Muñeca, ya que los ojos de los otros nos falsifican y toman el reflejo por el original.

Seguramente el interés de Audivert en resignificar este texto resida en que Muñeca es un texto transgresor del sistema teatral argentino, el cual posee una gran intertextualidad con el grotesco italiano, y que ha generado una modernización del sistema teatral nacional. Una evidencia de dicha transgresión es Ia inclusión en el texto de tópicos tan actuales como el travestismo. Sin dudas Audivert ha interpretado hermenéuticamente el texto, y tal vez la única crítica que puede hacerse es que en algunas escenas ha enfatizado o adicionado cosas al extremo de la exageración, sin embargo es una puesta en escena que merece ser vista.

Teatro: Centro cultural de la Cooperación – Av. Corrientes 1543.

Entradas: 140 $

Funciones: Viernes y Sábados 22:15

calificacion_4

Por Denise Pieniazek

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS