A Sala Llena

Nada del Amor me Produce Envidia

 

Nada del Amor me Produce Envidia

Dirección: Diego Lerman. Texto: Santiago Loza. Producción: María Sureda. Escenografía: Silvana Lacarra. Iluminación: Fernanda Balcells. Vestidores: Guido Lapadula. Colaboración musical: Jape Ntaca Director musical: Sandra Baylac. Elenco: María Merlino. Prensa: María Sureda

La costurera y  modista nos relata desde su taller una pequeña historia, un momento importante en su vida, siempre deteniéndose en los detalles: esos que la hacen tan famosa en el barrio: los detalles, eso que ella ve y los demás no  para que el modelito quede a la perfección.

Se trata de un texto muy cuidado en las palabras elegidas,  ya que se sitúa allá por los años ´40, cuando Libertad Lamarque era conocida como “La novia de América” y endulzaba los oídos de los porteños con Besos Brujos … y compartía set de filmación con Eva Duarte y se sacaban chispas.

En medio del famoso cachetazo, dado o no, poco importa eso ahora, a una costurera de barrio le llega ese momento en el cual debe tomar una decisión muy importante.

Es un trabajo impecable el de Maria Merlino (Corsarios, Lengua Madre Sobre Fondo Blanco) tanto en lo vocal, timbre acercándose al agudo y potente, como en lo corporal: ya que los ademanes y modos en el movimiento de sus manos al cantar son muy acertados y propios de la época , como quien dice.

La actriz representa a esa mujer que no se casó ni cantó, sino que se dedico a corte y confección de vestidos para sus vecinas, no es confidente ni ajena a todo lo que sucede, si testigo de un sentir que ella desconoce: el amor, aunque aclara que nada de ello le produce envidia…  y es que toda su pasión se concentro en realizar a la perfección su trabajo e imitar hasta el hartazgo a Libertad, la cantante que ella idealiza con comentarios en los cuales la vincula con la realeza, si existiera esa clase en la Argentina.

La escenografía se reduce a la maquina de coser, un  banco y un maniquí, al cual trata de usted y comienza a desnudar frente a el su alma. Con respecto a lo musical, las letras elegidas se complementan delicadamente con el relato de Santiago Loza (Asco, He Nacido Para Verte Sonreír) y la canción final es oportuna y primorosa, a cargo de Sandra Baylac.

Dirige el recientemente 10 veces nominado al Cóndor de Plata por su film La Mirada Invisible , bastante meticuloso de por si, ya que esa historia también se remonta al pasado argentino y las formas del relato permiten viajar al espectador sin inconveniente alguno.

Nada de Amor construye un personaje común en aquellos tiempos el cual nunca pensó que algo le sucedería, ya había renunciado al amor guiándose por la letra de los tangos desgarradores, cuando por fin algo sucede la excede y es ese desborde el que apreciamos en el escenario destacando un esfuerzo y talento extraordinario de la actriz.

Teatro: La Carpintería – Jean Jaures 858

Funciones: Sábado – 20:30 hs Domingo – 18:00 hs

Entrada: $ 45,00 y $ 35,00 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →