A Sala Llena

Omisión

(Argentina, 2013)

Director: Marcelo Páez Cubells. Productor: Fernando Musa. Elenco: Carlos Belloso, Gonzalo Heredia, Eleonora Wexler, Lorenzo Quinteros, Marta González, María Fernanda Callejón, Gonzalo García Luna. Producción: Fernando Musa. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 100 minutos.

Una delgada línea entre la obligación y el pecado.

Existen cuatro tipos de pecados: el pensamiento, la palabra, la acción y la omisión. Poco se habla del último y es, quizás, el más común. O al menos eso propone Cubells en su ópera prima. Santiago Murray (Heredia) es ahora sacerdote. Luego de una vida compleja y 10 años refugiado en España, vuelve a Buenos Aires y se pone al servicio de una parroquia de barrio, de su barrio. Por su parte, Patricio Branca (Belloso) es un psiquiatra que siente que falla como profesional. Es entonces cuando se propone “limpiar la sociedad” y hacer justicia por mano propia. Por su parte, Clara Aguirre (Wexler), la ex pareja de Santiago, está a cargo de la investigación de los crímenes.

Omisión presenta constantemente el dilema ético del sacerdote. ¿Qué debe hacer un hombre, que está bajo el sigilo sacramental, al cual se le confiesa un crimen y varios que están por venir? ¿Cómo hacer para no pecar por omisión sin romper el juramento ante Dios? ¿Cómo ayudar a las futuras víctimas sin dejar de lado los principios morales? El thriller está muy bien logrado y las actuaciones son muy buenas. La tensión sexual entre Clara y Santiago se siente, la confusión del sacerdote se convierte en propia, la frialdad de Patricio y su mirada vacía incomodan en todo momento. No hay personaje que no deje su huella; desde una madre que llora la muerte de un hijo hasta el pibe de barrio que sin darse cuenta se mete en problemas de los cuales no podrá salir.

El hecho de que el escenario sea un barrio de una clase media perfilada a baja, genera un realismo en el metraje que no se ve en otras películas del mismo género. La música acompaña y complementa un guión muy bien construido, capaz de generar esa ansiedad y tensión constantes que se sienten a lo largo del film. El concepto de Omisión impacta como pocas veces se vio en el cine argentino. El director logró un paralelismo difícil de creer entre asesino y sacerdote, aunque en la película se siente natural. El “secreto profesional” priva a Santiago y a Patricio de contar los pecados de otros, así pecan por omisión al tiempo que pretenden evitarlo. Uno presenta pruebas de forma anónima ante la fiscalía, otro “limpia la sociedad” como lo cree conveniente.

Cubells logró un film completo. Omisión es una película que va más allá del thriller psicológico. Instala el debate de cuáles son los límites éticos del ser humano y cómo reacciona ante situaciones extremas, más allá de sus obligaciones.

calificacion_4

Por Fernanda García Arroyo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS