A Sala Llena

Pablo Krantz en Club Cultural Matienzo

DÉMONOS CITA EN UNA AUTOPISTA…

Y la reivindicación del género pop

Viernes 29 de abril.

Pablo Krantz: voz y guitarra acústica

Fernando Tomasenía: mandolina y acordeón


Las nubes me iban a aplastar cuando llegué a la esquina de Cabildo y Matienzo. Aceleré el paso y a escasos veinte metros llegué a destino: el Club Cultural Matienzo, un espacio de arte ambientado en una antigua y hermosa casona, con una programación que dan ganas de irse a vivir como máximo a una cuadra. Esta noche, el multitalentoso y multipremiado Pablo Krantz presentaba su quinto trabajo de estudio Démonos Cita en una Autopista (para volvernos a estrellar) en versión acústica.

Pablo Krantz es escritor, músico y docente, luego de liderar las formaciones El Pesa-Nervios y Pablo Krantz y los Chicos-Búfalo, en 2001 dejó Buenos Aires para radicarse en Paris. A esta altura ya había editado de este lado del Atlántico, material discográfico con ambos grupos y sus dos primeros cd’s: Demasiado Tiempo en Ningún Lado conjuntamente con un EP en vinilo: Bajo Cero: mis Experiencias en el Lado Equivocado de la Pasión y Los Extraños Nunca Dicen Adiós. También había publicado sus dos primeros libros de cuentos Dame un Coche tan Rápido que no lo Alcancen los Recuerdos y La Mañana en que Falló la Ley de Gravedad.  

En la ciudad luz no le fue nada mal: fue guitarrista del cantante francés Ü (alias Travis Bürki), publicó en francés el libro de cuentos Le saint cleptomane et la fille au vagin dorée (El santo cleptómano y la chica de la vagina dorada) en 2005 y en 2007 la novela de aventuras Paul et Nadia, una saga compuesta por dos tomos: Le Piège (La trampa) y Les Traîtres (Los traidores). Ese mismo año, a través del sello Attic Production, editó Les chansons d’amour ont ruiné ma vie (Las canciones de amor arruinaron mi vida), con excelente aceptación en los medios de prensa franceses. Al año siguiente, el sello Ultrapop editó este trabajo en Argentina, el cual fue promocionado en Capital Federal, el interior del país, Montevideo y San Pablo. A partir de entonces, Pablo volvió a Buenos Aires, alternando su vida entre ambas ciudades. Fruto de esta alternancia entre 2009 y 2010, nació finalmente en 2011 Démonos Cita en una Autopista (para volvernos a estrellar), un disco con cinco canciones en español y cinco en francés. La editorial Asimétrica de Barcelona está próxima a  publicar su último libro de cuentos La Ciudad más Hermosa del Mundo en la Escala Ritcher de la Melancolía y como si fuera poco, despliega su experimentada faceta pedagógica en dos talleres más que interesantes y creativos: Francés a través de la canción francesa, para aprender el idioma de una forma distinta y divertida, recientemente iniciado en la Boutique del Libro de San Isidro y Escritura de letras de canciones, donde abundan los recursos para fomentar la inspiración, entre otros aspectos teóricos y prácticos. Éste último inicia el lunes 02 de mayo en el Teatro del Viejo Mercado, en el porteño barrio de Abasto de 20 a 21.30hs.          

En el cálido ambiente de un show íntimo, apenas iluminado por la tenue luz roja del escenario, Pablo nos deleitó con su voz susurrante y la agudeza de su ingenio hecha canción. Sus letras hablan con humor, ternura, realismo y nostalgia de conquistas, amores, desamores, exilio, lejanías y cercanías, pero siempre dejando una puerta abierta a la esperanza de que algo bueno ocurrirá, sin necesariamente caer en el final feliz. Arrancó su presentación con “Les chansons d’amour ont ruiné ma vie”, para seguir con “Dans ta piscine” (En tu piscina) del disco anterior y “Et c’est ainsi que tu t’en vas” (Y así te vas) de Démonos cita… Durante una hora y media nos invitó a pasear por su discografía, donde no faltaron “Cinco años en Londres”, “Bajo cero”, “La hija del gitano” y “Los tres marineritos” de su etapa avant Paris. “Chez Dalila” (Lo de Dalila) y “La seule institution que je respecte” (La única institución que respeto) con un público coreando en susurros “la sieste” de Les chansons d’amour… Dos perlas cultivadas con una versión country del clásico de Serge Gainsbourg “La chanson de Prévert” y “Le Déserteur” (El desertor) una canción pacifista escrita en 1954 por Boris Vian, en referencia a las Guerras de Indochina y Argelia donde el cantante se dirige al presidente a través de una carta y le comunica que no va a ir a la guerra aunque lo maten por desertor. Por supuesto, no faltaron canciones de Démonos cita… como “Canción de una tarde perfecta” que irradia bienestar,  “En los brazos de Clark Kent” luego del entusiasta pedido del público:¡Clark Kent! ¡Clark Kent! Una poética declaración de amor con irónica ternura en “Quiero aburrirme en tus fiestas familiares” y el reconocimiento de un desliz, pedido de perdón, enunciación de superación de obstáculos varios y sutil minimización de los efectos de un engaño en la genial “Faux pas” (Paso en falso).

Definitivamente, con éste último disco, Pablo Krantz reivindica el género pop. Inspirado en la chanson française, descarta la teoría de la incompatibilidad entre el género y el contenido. Démonos Cita en una Autopista (para volvernos a estrellar) además de ser impecable en cuanto a su producción técnica y artística, es una clara muestra de que se puede hacer pop con inteligencia, poesía y lucidez.

Salí del CCM bajo una lluvia torrencial, de esas que de repente caen sobre París y recordé inmediatamente mi breve pero feliz estadía en Belleville, el 10éme. Arrondissement. Solamente el auto que no frenó en la esquina y me bañó – en sentido literal- mientras esperaba el taxi, me devolvió a mi Buenos Aires querido. Eso sí, la puteada se la rajé en francés.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS