A Sala Llena

Palo Pandolfo y Diego Frenkel en Niceto Club

Diego Frenkel

Voz y guitarra | Diego Frenkel

Guitarra Eléctrica | Lucy Patané

Bajo y coros | Florencio Finkel

Batería | Pedro Bulgakov

Percusión electrónica, sintetizadores, coros | Ignacia Etcheverry

Palo y La Hermandad

Voz | Palo Pandolfo

Guitarra eléctrica | Mariano Mieres

Bajo | Santiago Capriglione

Teclados | Gerardo Farez

Batería | Carlito Fernández

La noche en Niceto Club comenzó puntual con el ex líder de La Portuaria, Diego Frenkel al frente de  su banda compuesta por Lucy Patané en guitarra eléctrica, Florencio Finkel en bajo y coros, Pedro Bulgakov en batería e Ignacia Etcheverry en percusión, coros y sonidos electrónicos.

El repertorio sondeó varios temas de su último disco Célula, que se editó a fines del 2012. Este trabajo presenta un sonido potente, con pulso electrónico y frases que se repiten hasta meter al público en el viaje que propone Frenkel.

Suenan “La Sombra”, “Déjame Caer”, “Emergencias”, “El Poniente”, “Espíritus Salvajes” y  “Célula”, donde el sonido envuelve a la gente con unos graves  muysaturados, como si estuviese dentro de una piscina. Aquí Diego no toca la guitarra y baila. Hace cantar repitiendo las frases. Su despliegue vocal es envidiable, llegando a graves super graves y a agudos sobre-agudos.

Luego interpretó  “Bajo la piel” y “10.000 Km.” del disco homónimo, una hermosa versión de “Mira las nubes” donde Etcheverry se la juega vocalmente y, a pedido del público, tocan “El bar de la calle Rodney” y un estreno: “Sin tu amor”.

Hacia el final, para cerrar su presentación, Frenkel invitó a subir su compañero de fecha, Palo Pandolfo y juntos interpretaron el clásico hit de La Portuaria, “Selva”.

La gente bailó contenta y el volumen, intenso, llamó a una breve pausa antes de dar lugar al momento musical de “Palo Pandolfo y La Hermandad”, banda conformada por Mariano Mieres en la guitarra eléctrica, Santiago Capriglione en el bajo, Gerardo Farez en teclados y Carlito Fernández en batería.

Tanto Palo como Frenkel, que ahora se presentan como solistas, son músicos que en los ‘90 han participado de la vanguardia del rock, con composiciones llenas de poesía y sonidos provocadores. En este show, demostraron que aún tienen energía, creatividad y mucho para dar: nuevas letras, voces super personales y una sonoridad que ya es marca registrada en cada uno.

A la hora de tocar, Palo le devolvió  la gentileza a Diego Frenkel y lo invitó a cantar “Soy el sol”, tema de su último disco Esto es un abrazo editado en el 2009.

En un primer momento sonaron temas de este álbum  como “El Leñador”, con Alfonso Barbieri de acordeonista invitado, “Madre Computadora”, “Más que humanos”, “El ángel del suburbio”, “Dame luz” y  “En sintonía”.

Palo se mostró muy personal, cantó  prendido fuego y se movió y  actuó los temas demostrando que es un artista completo y visceral.

Luego tocaron algunos temas de La Portuaria, canciones de culto para sus fanáticos como  “Canción Cántaro”, “Tanta Trampa”, “Tapa de los Sesos”, “Ella vendrá”de la época de Don Cornelio y la Zona y “Antojo” del disco Salud Universal.

La noche se fue cerrando con ambos tocando los clásicos “Playas Oscuras” y “Estaré” del disco Maderita a todo rock.

Lugar: Niceto Club (Niceto Vega 5510)

Entradas: $120 en puerta. ($80 anticipadas)

 

Foto: Juliana Diaz.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →