A Sala Llena

Preciosa, según Jose Luis De Lorenzo

Preciosa, sí, Clareece Precious Jones, es preciosa.

Uno podría creer que tener a una adolescente negra, obesa de tan sólo 16 años de edad, analfabeta, maltratada física, psíquica y sexualmente, con una familia quebrada y disfuncional, con una hija con síndrome de down producto de una violación y un nuevo hijo a cuestas podría ser referencia al film Palyndromes de Todd Solondz, el controversial director, pero, creo que ni éste se animaría a tan cruel relato. Creía que con Slumdog Millionaire ya había visto algo similar pero…¿No es esto demasiado? Créanme que no, esto es sólo el comienzo.

Un film que aparenta demostrarnos una realidad cruda, involucrarnos, ser conscientes y hacernos sentir mal, muy mal, por lo que la esbelta niña afronta, su paso a convertirse en una mujer, su liberación frente a los maltratos, su educación.

Precious (Gabourey Sidibe) está realmente harta de ver lo que le está sucediendo, en parte cree lo que vive es normal, su ambiente lo justifica, ella es enamoradiza, nunca tuvo un novio pero siente al igual que todos nosotros, se mira en el espejo y ve una chica blanca, delgada, rubia, hermosa, odia inclusive sus rasgos raciales. Su madre (Mo’Nique) se mantiene gracias a ella, pensión mediante, constituye en gran parte el centro de los pesares de la niña.

El film abarca otros temas relacionados a los centros de contención sociales, de maternidad y escolares, completando el cast con una asistente social (Mariah Carey), un enfermero (Lenny Kravitz), una maestra especial (Paula Patton).

Preciosa es un film completamente absurdo y de mal gusto, toca temas profundos irresponsablemente, maniobrando al espectador ética y sentimentalmente. Golpes bajos por todos lados. No creo que ninguno de nosotros pueda permanecer intacto luego de ver tan desgarradora historia basada en una novela, ni siquiera real. Podríamos haber tenido un indicio de lo que estábamos a punto de ver conociendo que el film es coproducido por Oprah Winfrey, conocida conductora de programa televisivo norteamericano de tono amarillento quien ha sabido lograr roles cinematográficos en El Color Púrpura y Amada Hija (Beloved).

Ver que un film como éste, acapare la atención de galardones a comienzos de año, duele. Si bien el duelo actoral es intenso entre Sidibe y Mo’Nique, es innecesario.

¿Cómo un ser no ha de ser precioso internamente si tras toda ésta mochila de pesares a cargar todavía tiene fuerzas como para seguir adelante?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS