A Sala Llena

Proyecto Vestuarios

 

 

 

 

Proyecto Vestuarios

Dramaturgia & Dirección General: Javier Daulte. Vestuario: Mariana Polski. Escenografía: Alicia Leloutre. Iluminación: Gonzalo Córdova. Asesoramiento en Danza:Luciana Acuña

Asistencia de Dramaturgia & Director Adjunto: Héctor Díaz. Producción Ejecutiva: Sebastián Polito. Prensa: Duche y Zárate.

 

Merece destacar la labor del Director, Javier Daulte. Dramaturgo y director de teatro. Entre sus trabajos más recientes, se destacan la dirección de Un dios salvaje (con Gabriel Goity, Fernán Mirás, María Onetto y Florencia Peña) y Baraka (con Hugo Arana, Dario Grandinetti, Juan Leyrado y Jorge Marrale) y su labor como autor de “Para vestir santos”, el unitario de Canal 13 que pone en primer plano a tres hermanas para retratar las dificultades para establecer relaciones amorosas.

Ha sabido retratar con muy buen tino y conocimiento los dos espacios. Tanto el masculino como el universo, con todos la riqueza de elementos que en ellos pueden aparecer y dirigiendo 22 actores de modo absolutamente oportuno, divertido, llevadero.

Las obras duran casi una hora y media. Y en ningún momento uno inclina la cabeza. Son obras con gran dinamismo, movimiento y acción. Con gran carga emotiva y eufórica, con actuaciones muy parejas y muy bien llevadas de parte de todos los actores (varios de ellos conocidos en el ámbito televisivo), que dejan todo en la cancha. Perdón, en el vestuario.

Lo ideal es ver las dos obras y así poder comparar lo que nos diferencia y nos une a hombres y mujeres frente a una misma situación.

 

Vestuario de Hombres

Elenco: Joaquín Berthold, Federico Buso, Julián Calviño, Gerardo Chendo, Héctor Díaz, Juan Grandinetti, Walter Jakob, Javier Niklison, Marcelo Pozzi, William Prociuk, Ezequiel Rodríguez


En un vestuario pueden pasar muchas cosas. Y de hecho aquí suceden a lo largo de casi 90 minutos variadas situaciones.

A través de esta obra tendremos acceso a la intimidad (muy íntima. Desnudos incluidos) de once hombres antes y después de jugar la final de un deporte llamado Lacrosse. En Hungría están concentrando estos varones de diversas edades. Nueve jugadores, el Director Técnico y un organizador húngaro que los recibe y al cual le enseñan a decir “Pajero” y finalmente dará una lección moral a este grupo de muchachos.

En este espacio y tiempo se desenlazan historias que muestran el costado salvaje y violento de los hombres, acrecentado por el deporte. Buen espacio el del deporte para volcar la violencia intrínseca del hombre. Pero a veces no alcanza con lo acontecido en la cancha y esta violencia se dispersa también a los vestuarios, que están ahí nomas. Ahí es el problema.

Las personalidades son bien distintas, pero en general aparecen las bromas y gastes, las sospechas hacia quién es el puto y qué se debe hacer con él (por la imagen del club), las traiciones a la hora de formar el equipo, la adrenalina, los gritos y vivas o las guasadas hacia el equipo contrario, (o entre los mismos compañeros) ,  los nervios previos al partido, las broncas entre jugadores, la expectativa por salir en televisión, las drogas para rendir mejor y posterior antidoping (lo cual genera la disyuntiva. Se es ganador cuando se recurre a las drogas? Y también reminiscencias de aquel Maradona al que le “cortaron las piernas”).

En ningún momento tendremos demasiadas certezas sobre qué es el Lacrosse ni cómo salió el partido.

Los hombres muestran su costado masculino con cierto humor durante la obra, que es muy llevadera y con actuaciones y escenografía muy reales, pero al final sorprende. Una vez terminado el partido,  y ya dejando de ser gracioso  y un poco pasándose de violento se realiza una crítica al macho argentino en general. Esto de “creídos”, “ cancheros”, “soberbios” y “ventajeros” se evidencia en el final de la obra y nos deja muy mal parados como sociedad y a los hombres como género.

Muy recomendable.

  

Vestuario de Mujeres

Elenco: Dana Basso, Elisa Carricajo, Valeria Correa, María Marull, Paula Marull, Laura Paredes, Ana Pauls, Marcela Peidro, Débora Zanolli y Magela Zanotta

 

Es un gusto como mujer verme representada (aunque no sea deportista) en situaciones cotidianas (y no tanto) desde afuera y me imagino que a los hombres les debe dar también curiosidad saber qué sucede dentro de un vestuario femenino, así como a mi me dio mucho gusto sentir que “espiaba” por un rato lo que acontecía en el vestuario de hombres, ese espacio al que no tenemos acceso y tantas intrigas nos genera. (aunque seguro la curiosidad es mucho mayor en nosotras las mujeres)

Las chicas, al igual que en la obra anterior, también están preparándose para la final de Lacrosse, en Hungría. Pero son muchas las diferencias que se dan en la forma de encarar el juego, las internas del equipo, las maneras de vivir el triunfo, de sentir la vida, la amistad, etc…

La obra está encarada en un vestuario con características muy similares al de hombres (acá hay lockers con cintas contra la envidia o estampitas y las duchas tienen una cortina transparente) y está organizada también como la anterior (dos momentos, sin intervalo, antes y después del partido). Las jugadoras son todas jóvenes a diferencia del equipo anterior donde hay mayores rangos de edad. 

Las mujeres viven la previa con muchas cábalas, leen el I-Ching donde los símbolos auguran el porvenir, escriben sus sueños, prenden velas…También hay celos, envidias amores, confusiones, algún hombre idealizado y las ilusiones que genera por las cartas dejadas en el agujero que separa el vestuario de hombres del de mujeres, hay una húngara que aprovecha las debilidades de estas mujeres argentinas para cobrar dinero por todo. Hay unas hermanas mellizas que quieren imponer el equipo a la directora técnica, quien padece serios problemas de autoridad y de personalidad y al final nos dará un susto.

Las chicas se duchan, se enroscan, se confunden, se ilusionan, debaten, se sensibilizan, hablan de hombres (ellos no hablan para nada de mujeres!!) y profundizan en teorías acerca del ganar o perder en un juego/en la vida. Es tan grande la diferencia de género en la formación de un equipo!

  

Teatro: Espacio CallejónHumahuaca 3759 CABA

Reservas: 4862-1167

Funciones: Vestuario de Hombres: Viernes 21hrs / Sábado 23 hrs

                  Vestuario de Mujeres: Domingo 20hs/ Sábado 21 hs

Entradas: $50 una obra. $40 viendo las dos obras.

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →