TOP TEN 2012, según Leonardo Gutierrez

TOP TEN (Films estrenados comercialmente):

1.Ted: Una de las comedias más divertidas que vi en mi vida. Para quienes no vieron esta maravilla, Ted vendría a ser una alquimia milagrosa entre la Nueva Comedia Americana y el cine “infantástico” de los 80s (ET y todas esas películas de vía endovenosa), pero cuyo resultado la acerca gratamente a Joe Dante.

Tal es su encanto, su gracia y su pertinencia (eso que sucede cuando uno se pregunta “¿cómo no se le ocurrió antes a nadie?”) que uno no se da cuenta de dichas herencias hasta que no se pone a pensar “en serio”. Con mil buenos chistes por minuto, un personaje en el que nos vemos reflejados pero que no nos animamos a ser y un objeto de deseo que jamás tendremos, Ted es el eslabón perdido entre ese cine que nos obligó a ser cinéfilos (al menos a mí) y éste (la comedia americana actual) que nos alegra de serlo. Hasta un genio sociópata como McFarlane, aun con su cinismo y corrosividad, tiene un corazón que no oculta y, si le creemos y nos emocionamos, es por todo lo que nos contó antes. Eso hace grande a la comedia actual: la vida es una mierda, pero vaya si vale la pena ser vivida. Aunque sea para ver Ted. Lo más border del año hasta que vi That’s my Boy de Sandler, que ya está en mi próximo top ten.

2.Los Vengadores (The Avengers): Una de las mejores de superhéroes de todos los tiempos (lo que es decir mucho, ya que ahí están las Batman de Burton, la Superman de Donner, las Spiderman de Raimi y el caballero oscuro de Nolan). Con todo para fracasar (5 héroes no tan masivos, una historia que los uniera a todos, villano a la altura, etc.), Whedon lo supera con mano de veterano y sabiduría casi minimalista: diálogos de Nueva Comedia Americana, conflicto y villano que son puro MacGuffin y un inesperado humor visual marca ACME que le pega una revolcada de Hulk, a las analogías, “símbolos” y psicologismos de tanto cine fantástico actual. Esa trompada a Thor y el zamarreo del mejor Hulk jamás filmado están en otro top ten: el de mejores gags visuales de acción en décadas. El  “chiste después de los créditos” es clave: mientras el Batman de Nolan, después de deshacerse de la bomba nuclear, está en Florencia con un Alfred que toma Fernet, los Avengers –luego de hacer lo mismo- se clavan unos falafel sin decir una palabra, destruidos. Y eso es “realismo” bien entendido. El cine mainstream americano está más vivo que nunca, porque siempre hay un cerebro (y un corazón) que se escapa de las fórmulas de éxito para darnos algo igual de exitoso pero superior.

3.Los Muppets (The Muppets): Fui a verla con un prejuicio enorme, desalentado por mi infancia patagónica sin Muppets y un tanto harto del ¿exagerado? entusiasmo provocado en la crítica local. Por suerte la belleza y el encanto se imponen a cualquier prejuicio crítico idiota, y a los 5 minutos me olvidé hasta de “analizarla” (ese ideal), embriagado por su cálida pero poco vista sencillez y su humor simple y conmovedor, como si tuviera 5 años y nunca hubiera visto una película (son pocos los films de los que puedo decir esto último; el anterior había sido La Piel que Habito). La magia del cine emana de esos muñecos de trapo y del si-fuera-gay-querría-casarme-con-él Jason Segel, y uno disfruta moviendo la patita con canciones que pueden hacer sonreír como un niño hasta a Moreno, que por un momento nos permiten dejar de revolver musicales clásicos en busca de esa felicidad en latita. Nuevo (y enorme) punto a favor de Hollywood, capaz de salir imprevistamente de Pixar y del 3D para contarnos, a través de unos simples títeres que ni siquiera pueden llamarse “analógicos”, lo que parece, mientras la estamos mirando, La Mejor Película del Mundo. Y quizá lo sea. No sólo la pongo en mi top ten, también le digo “gracias”.

4.Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma (Mission: Impossible – Ghost Protocol): Ya tenía a MI4 como una de las mejores del año hasta que vi Skyfall y la última Batman, que sirven para medirla. A diferencia de la de Bond, MI4 se rebela contra ciertos códigos genéricos (superficiales), pero para trascender ese género. MI4 se despoja de las máscaras y los juguetitos (aunque hay un par que mamita…) y trabaja “a ciegas” pero no gratuitamente, sino que lo convierte en un disparador para la acción, el suspenso y la emoción, como diciendo “acá está lo mejor de la saga, no en los chiches”. Skyfall hace más o menos lo mismo, pero para llevarlo a un plano alegórico insufrible en ese orfanato que quiere pasar por un Rosebud (sí, en la de Nolan también hay huerfanitos) pero que no emociona ni medio. Y como en la Batman más fea, Ethan Hunt se convierte en un sospechoso perseguido que también “asciende” para salvarnos y ser perdonado, pero con lógica, carisma, un equipo de seres humanos y sin lecturas políticas pavotas. Hagan una cosa: comparen su escape de la cárcel con el de Bruce Wayne, y de un lado tendrán cine y del otro una mariconada. La mejor de esa noble saga, después de esa obra maestra que es la de John Woo. Encima está Léa Seydoux, que hoy es la mujer más linda del planeta.

5.Novias-Madrinas-15 Años: Un documental excepcional, que es, ante todo, una comedia magnífica. Entre tanto retrato pseudo autobiográfico indie de personajes o familiares que no nos interesan en lo más mínimo (y que, peor, no nos interesan mientras miramos la película), los Levy contraponen esta mirada entre irónica y enternecedora, pero ante todo asombrada, de la sedería de su padre, con cierto patetismo encantador que manejan con precisión quirúrgica para que jamás roce el miserabilismo latino for export. Los empleados (y el padre) parecen salidos de una de Wes Anderson, pero están ahí, vivitos y coleando en una calle de Once. Si me dijeran que la mayoría de las anécdotas vertidas por los protagonistas son todas inventadas, hay que hacerle un monumento a su guión, y Andrés Calabria sería (es) uno de los mejores personajes del último cine nacional. Una película de esas que dan ganas de dejar de ver tantas películas para salir a conocer gente (e historias) como ésta.

6.Norberto Apenas Tarde: Debió estrenarse en 170 salas, y gozar de la publicidad y comodidades de esas repugnantes comedias coproducidas con España, y no sufrir el penoso estreno que tuvo. Pero como el mundo no es justo, para eso existe Hendler, otro actor-autor (como Amalric, como Sandler, como Murray) que trasciende y eleva cada film en el que tenemos el placer de verlo, y a los cuales es imposible ponerles una película encima (sólo lo logró P.T. Anderson con Sandler y Gabriel Medina con Hendler, y aun así esas dos obras maestras son inseparables de sus protagónicos). Cuando existe alguien así, lo mejor que puede hacer esa persona es dirigir su propia película, porque ella tendrá su encanto. Quizá por eso, y en un acto de nobleza enorme (aprendé, Affleck), Hendler no actúa en su film y, a la manera de Allen con Wilson, pone un alterego (Fernando Amaral) que le calza a la perfección. La película es Hendler puro, y eso es decir 10 virtudes a la vez. Una comedia de esas que acá no nos salen (Masterplan, por ejemplo), con argumento simple pero nunca banal, con una reflexión sobre la madurez y el arte que en vez de chocar, estimula. Y sin bajar línea jamás, pero lo más importante: sin que se note lo que se está evitando.

7.Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio (The Adventures of Tintin): La mejor animada del año, la mejor aventura del último lustro, la mejor de acción de este 2012 junto a Misión Imposible 4, y la mejor de Spielberg desde Atrápame si Puedes. Que la hago yo, que la hacés vos, Spielberg y Jackson le dan un sopapo al pobre Zemeckis y se mandan una de animación apabullantemente hermosa desde lo visual, y con un sentido de la acción y del humor que no se ve desde la última King Kong, y antes Indiana. ¿Casualidad? Claro que no. Una película que deja al menos dos certezas: que una infancia sin Tintín fue menos feliz, y que Spielberg nació para hacer una de Bond (el gran Craig también lo merece). Hermosa primera entrega de una saga que sirve de refugio y antídoto contra tanto mago del merchandising y vampiros afierrados. La secuencia de la persecución en Marruecos debería enseñarse en las escuelas de cine, y en 3D.

8.La Invención de Hugo Cabret (Hugo): La última maravilla de Scorsese no es una obra maestra (ya las hizo en los ‘70 y ‘80) pero sí una película enorme. Pese a ciertas incoherencias narrativas, alguna falta de ritmo y un par de escenas algo sensibleras, Hugo no puede faltar en un ranking de cine. Porque Hugo es cine, nos habla de cine, y mata a los enemigos del cine (llámese DVD, Bluray o cuevana), ya que obliga a ser vista en un cine. Nos habla al corazón en múltiples niveles (al niño que fuimos, al adulto que somos y al cinéfilo que siempre seremos), y es imposible no sentir sus caricias. Es, también, una hermosa paradoja (y no contradicción, como muchos vieron) que permite recrear (y ver como nunca) los antiquísimos cortos de Meliés con la técnica más avanzada a la que ha llegado el cine, una que le debemos, claro, al mismo Meliés. No puede haber solo nostalgia -otro error de lectura- cuando Scorsese hace arte con el vilipendiado 3D (para muchos, el “espectáculo de feria” que también eran las obras maestras del francés), abriendo nuevas posibilidades para el futuro del cine. Hugo demuestra que el cine no es un arte de museos: necesita ser visto para estar vivo. Y nosotros necesitamos películas como Hugo para saber que lo estamos.

9.Tournée: Siento devoción por Amalric, uno de esos actores-creadores que se adueñan de las películas y nos confunden las filmografías pajeras cinéfilas. De esos con los que dejo de lado a la “trama”, para concentrarme en sus miméticas hazañas gestuales, el uso de cada palabra y esa sonrisa degenerada. Que se entienda: no sé un pomo de francés, pero si me sacan los subtítulos vería cualquier película suya hasta el final. Como actor-creador “posta”, el francés nos da una película que habla de su capacidad como cineasta (éste es su cuarto film) y nos revela sus gustos cinéfilos: hay mucho Fellini en el asunto (y no solo por sus encantadoras gordas tetonas), pero con una pasión que jamás apunta a la mera copia. También hay bastante Cassavetes y un amor por el viejo musical de bambalinas (en este caso, el querido vodevil) que contagia. Tourneé es una bella anacronía de un actor que mereció vivir en épocas mejores (por ejemplo, la Nouvelle Vague). Nosotros, por suerte, lo tenemos ahora, y podemos disfrutar de una de esas películas en las que dan ganas de vivir. O ser Amalric. Tourneé, en menos de dos horas, lo permite. PD: una biopic fumada sobre el joven, fiestero y atormentado Polanski interpretada por Amalric es una de las mejores películas jamás filmadas.

10.La Araña Vampiro: Ya escribí mucho sobre esta película (y ya escribí mucho en este balance), así que vamos a hacerla corta. La mejor película argentina del año (Novias-Madrinas-15 Años es del 2011). La confirmación de Gabriel Medina como un narrador multigénero, en donde ninguno de ellos es mayor a la suma de sus partes. Una aventura e historia de superación inusual, atípica y áspera como pocas. Un final escalofriante y sublime, que dialoga con nuestras pesadillas y también con la historia del cine (que a veces coinciden). Una rara avis absoluta en el cine argentino actual, de un director que parece querer vengar la inútil muerte del gran Bielinsky con dos películas muy distintas entre sí, pero una mejor que la otra. Medina ya es el nuevo director a seguir, y seguirlo mientras narra es un placer.

Menciones Especiales:

-El Sorprendente Hombre Araña (The Amazing Spider-Man),  Los Descendientes (The Descendants), El Precio de la Codicia (Margin Call), Comando Especial (21 Jump Street), El Puerto (Le Havre), Fuera de Satán (Hors Satan).

Menciones Especiales (Festivales de Cine):

 

14 BAFICI

-Everybody in our Family

-Educación Física

-Francine

-Photographic Memory

-Tomboy

-The Woman in the Septic Tank

Policeman

-Los Ultimos Cristero

-Play

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS