A Sala Llena

Tricíclico

alt

Tricíclico

Libro, Letras y Dirección general: Pedro Velázquez. Dirección de actores: Adriana Cuellar. Iluminación, Video y Fotografía: Diego Saggiorato. Stage manager: Silvia Otero. Supervición vocal: Andi Espinel. Vestuarios: Lentos varios VOL2 (Rose Melody) Producción ejecutiva: Kevin Mansilla. Música original, Arreglos corales y Dirección musical: Carlos Pérez Banega. Intérpretes: Johanna Sciar, Pedro Velázquez, Carlos Pérez Banegas. Prensa: Ayni Comunicación.

Triciclo nos lleva a conocer la intimidad de una pareja de tres. Sí. A contramano de la lógica matemática de los números perfectos y a contramano de la mirada social, Ringo, el Tano y Brenda son un trío que excede lo sexual y consolidan un noviazgo que intenta ser normal.

Pedro Velázquez cuenta esta historia a través de una tragicomedia que intenta fallidamente imitar a los grandes musicales de las producciones despampanantes. Los tres intérpretes, sin duda tienen gran capacidad y potencial vocal, escuchamos grandes voces muy bien dirigidas. Sin embargo las actuaciones tienen muy poca profundidad, en los tres casos.

Este libro quiere diferenciarse de la trillada historia del trío sexual añadiéndole la beta amorosa. Además encontramos la dimensión social del lugar de esta pareja de tres: la mirada del otro, las promociones de 2×1, los asientos del colectivo, entre otras dificultades que ellos encuentran en sus charlas.

Por otra parte se introducen múltiples recursos como monólogos, guiños con el público, además del tema musical obviamente. Se advierte interesante la intención y pero resulta ser MCJ  o muchas cosas juntas.

A pesar de estos diversos intentos la obra se siente vacía. La causa es ciertamente el argumento tan llano. El conflicto se disuelve si es que en algún momento estuvo presente. La (poca) intensidad de las actuaciones ayudó a que el clímax nunca llegara y la obra se mantuviera (pese a constantes amagues) siempre en un mismo nivel de emoción y acción. Por estas razones una hora y media resulta demasiado extensa para poner en escena una historia de poco volumen y profundidad.

Vale destacar la correcta y puntillosa articulación interna del texto, la conexión entre la palabra hablada y las canciones se da de manera natural y fluída, en ningún momento resulta forzado.

La escenografía está bien realizada, del mismo modo que la iluminación precisa y fundamental para el correcto funcionamiento de la separación de los espacios así como al momento de los monólogos, centrar la atención en la persona adecuada. Por otra parte algunos elementos a nivel de escenografía resultan demasiado falsos: los personajes comen en escena y también se emborrachan y la simulación es mala al punto que como espectadora me resulta incómodo y preferiría no verlo.

Una buena idea, un buen proyecto y muchos recursos, tal vez demasiados, acompañando a una historia chata y obvia donde el talento a nivel comedia musical de los tres intérpretes se siente desperdiciado.

Teatro: La galera – Humboldt 1591

Funciones: Fin de Temporada 

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS