A Sala Llena

UNCIPAR – Última Crónica – Premios y Conclusiones

alt

El último día de UNCIPAR 2013, en su edición 40, que a la vez comparte aniversario con las Jornadas de Cine y Video Independiente en su edición 35, empezó con un film que abrió un interesante debate acerca del lugar del cine en las causas sociales.

Videominutos por Mariano Ferreyra es un proyecto del Grupo Ojo Obrero cuyo fin es homenajear a la figura, pensamiento y lucha del joven estudiante y militante del Partido Obrero asesinado en medio de un reclamo social el 20 de octubre del 2010. Se trata de 26 trabajos de 40, de realizadores de todo el país que tienen en común el reclamo de justicia.

La proyección de este trabajo que compone a estudiantes afines a las carreras cinematográficas y sociales, militantes y algunos cineastas consolidados como Mariano Llinás y Enrique Piñeyro que acompañan la causa, sirve de promoción para el largometraje ¿Quién Mató Mariano Ferreyra? dirigido por Alejandro Rath y Julián Morcillo con la interpretación de Martín Caparrós.

Como bien dice el título, los trabajos duran apenas un poco más de un minuto cada uno. Algunos son simplemente un mensaje aleccionador, simbólico, otro es un clip más personal, otro un documental que analiza no solamente el asesinato, sino el crimen, la lucha y causas del pensamiento de Mariano. Lo inteligente de esta trabajo conjunto es poder ver distintas aristas de un mismo punto de vista. El reclamo de justicia no solamente va de la mano en el aclarecimiento del crimen, del pedido de cadena perpetua al autor ideológico del crimen, José Pedraza, sino también que denuncia la mafia de los sindicatos ferroviarios argentinos que derivaron a la tragedia del tren Sarmiento en Once.

Tras la proyección del film, dos de los realizadores, Mariana Vidal del IUNA, y Nicolás Bartolucci del Grupo Ojo Obrero, junto a Mariano Llinás, abrieron un debate explicando la motivación que tuvieron con esta serie de cortometrajes y el largometraje que se estrena este jueves a una semana de la declaración de la sentencia hacia Pedraza y su patota.

Así brindaron una charla amena en donde explicaron el rol de la policía en el asesinato de Ferreyra, la corrupción sindical, la participación del gobierno nacional y como funcionan el empleo de trabajadores tercerizados a diferencia de los que están en planta permanente.

Y esto es solo un reflejo de otros crímenes que se comenten en el país.

La jornada se completó con la proyección de los premiados films Nicaragua, el sueño de una generación de Roberto Persano y Santiago Nacif Cabrera, e Infancia Clandestina, de Benjamín Avila.

Al mismto tiempo, se realizó el tercer encuentro de organizadores de Festivales Independientes, que conformaron la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales (RAFMA) cuyo propósito es lograr la difusión, visibilidad, comunicación entre los 93 festivales nacionales que se desarrollan en el país. Tras un estatuto que fue leido al final de la ceremonia de clausura y entrega de premios de UNCIPAR, se hizo oficial el ente, en donde por ahora participan UNCIPAR, MARFICI, los festivales de cine de Tapiales, Escobar, Rosario, La Plata, Doc Ba, La Rioja, Lago Puelo, de Derechos Humanos, Diversidad Sexual, Inusual, Buenos Aires Rojo Sangre, Cartón, Toontas, Tandil Cortos, las muestras de La Nave de los Sueños en la Biblioteca Nacional y el Ciclo de Cortos A Sala Llena en el Espacio No Avestruz.

alt

Integrantes del Rafma

Lo que propone el RAFMA es que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales pueda reconocer aquellos festivales y muestras que no logran tener suficiente atención en los medios y que a la vez exista una unidad y leyes comunes, que logren que los festivales intercambien material y se comunique más fácilmente que si se trabaja en forma individual. La mayoría son festivales que se hacen a pulmón y demandan mucho esfuerzo, a veces de muy pocas personas.

El público acompaña las proyecciones confirmando el éxito de dichas propuestas. Por eso este nuevo ente conseguirá además aportarle otra mirada a la forma en que las películas llegan al ojo del espectador.

Después de este encuentro final, se desarrolló la ceremonia de clausura y entrega de premios, que abrió con la proyección del cortometraje documental Alex, Usina de Talentos de Roberto Bernardes. Se trata de un emotivo trabajo, que narra la historia desde sus comienzos, el trabajo, la rutina y la forma de trabajar de los primeros y más importantes laboratorios cinematográficos que tuvo el país, hasta su cierre a principios de los años 90.

Los adelantos tecnológicos, la camaradería, el fútbol y el cine pasaron por Alex. A través de simples pero honestas entrevistas a leyendas como José Martínez Suárez, Mario Sábato, Jorge Stavropulos y trabajadores de Alex, Bernardes consigue un trabajo informativo, conmemorativo que celebra parte de la historia del cine argentino.

Posteriormente a la exhibición del film, se dio paso a la ceremonia en sí que estuvo animada por el actor y humorista Willy Lemos, y Sr. Miguelius. Ambos presentaron a los jurados y los premios de la noche con un número cómico que realmente sobresale por encima de muchas animaciones de entregas de premios más sobrevalorados. Con sencilles y sutileza ambos aportaron un humor sencillo pero ingenioso que fue aplaudido por el público.

Los jurados fueron bastante equitativos y los premios merecidos. Definitivamente se decidió valorar aquellos trabajos nacionales que contienen una denuncia social sobre problemáticas que afectan al país – Toda Esta Sangre en el Monte, María, Bajo el Cielo Azul – aunque tampoco quedaron afuera obras que capturan el folclore nacional del interior y el misticismo que se desarrolla en parajes rurales – Cuchi, Coral, Lila – y fue relevante no dejar afuera de las menciones dos cortos que satirizan la relación actor-director en los rodajes en forma bastante original: Ojos y En Carne Viva.

El cine de animación fue valorado también con dos películas impecables en su concepción: Junkyard, dirigida por Hisko Hulsing de Holanda que ganó el premio mayor de la Competencia Internacional, y Momentos de Pablo Polledri que fue incluido en la selección de cortos que van a participar del Festival Única 2013 en Austria.

La gran ganadora de la noche fue María, de Mónica Lairana – que además participaba como actriz en La Última Parada y La Nube – que también fue incluida dentro de las películas para participar en Única, ganó el primer premio de la Competencia Nacional y el premio Georges Meliés elegido por la Embajada Francesa.

Para finalizar, el Festival Tandil Cortos, decidió premiar al Festival UNCIPAR por su trayectoria y difusión de cortometrajes nacionales.

A continuación todos los premios:

COMPETENCIA INTERNACIONAL

JURADOS: GABRIEL FRESTA (Crítico Cinematográfico), NATURAL ARPAJOU (Directora), PATRICIA PRIMON (Distribuidora Cinematográfica)

GANADOR: Junkyard de Hisko Hulsing. (Holanda) – Por la belleza brutal de la animación y la narración, refrescando una realidad reconocible y angustiante.

SEGUNDO PREMIO: Meathead de Sam Holst. (Nueva Zelanda) – A través de un guión sutil y una realización certera, muestra con precisión el abrupto paso al mundo adulto, la frialdad, la crueldad, la carne y la pérdida de la inocencia.

Mención del Jurado: La Boda de Mariana Sseresesky. (España) – Por contar con simpleza y mucha creatividad la realidad del inmigrante ilegal y oculto.

COMPETENCIA NACIONAL

JURADOS: JOSE CELESTINO CAMPUSANO (Director), EDUARDO MINERVINO (Periodista), LUIS KRAMER (Periodista), DANIEL DE LA VEGA (Director)

PRIMER PREMIO: María de Mónica Lairana. – Por el riesgo artístico y el compromiso social.

SEGUNDO PREMIO: Lila de Sebastián Diesch. – Por el tratamiento lúdico de una temática costumbrista que retrata un aspecto de la cultura popular.

Mención: En Carne Viva de Federico Esquerra, por realización integral.

Mención: A Cuchi de Emanuel Moscoso, por la dirección de Arte.

Mención: Mejor Actriz, Susana Varela por Coral de Ignacio Chaneton.

CORTOMETRAJES QUE PARTICIPARÁN EN PROGRAMA “UNICA” 2013 EN AUSTRIA

María de Mónica Lairana.

Lila de Sebastián Diesch.

Ojos de Pablo Gonzalo Pérez.

Momentos de Pablo Polledri.

Bajo El Cielo Azul de Martín Salinas

PREMIO “GEORGE MÉLIÈS” AL MEJOR CORTOMETRAJE DEL CONO SUR (ARGENTINA, CHILE, PARAGUAY, URUGUAY)

María de Mónica Lairana.

PREMIOS “TATO MILLER” OTORGADO POR SICA (SINDICATO DE LA INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA ARGENTINA)

JURADOS: Roberto Bernardis, Alicia León.

Toda Esta Sangre En El Monte de Martín Céspedes.

Conclusiones finales

El festival UNCIPAR demuestra una vez más que a fuerza de ideas, talento, empeño y voluntad se puede filmar en Argentina y existe una gran diversidad de propuestas de notables calibres que se amplían año tras año. No es fácil hacer un corto, un largo, un documental o un film de animación. Todo lleva trabajo, esfuerzo, dinero y tiempo. No se trabaja por un rédito económico sino por la posibilidad de expresarse y más allá del resultado final de cada trabajo, hay que valorar el esfuerzo de todos los cineastas a nivel nacional e internacional.

Fue reconocido, que la mayoría de los cortometrajes internacionales en competencia gozaban de una calidad extraordinaria, ya sea por su factura técnica, interpretaciones o mensaje.

El cine nacional tuvo obras importante, la mayoría de ellas recibieron premios. No hay una sola de las obras premiadas que se pueda decir que eran malas o regulares. Todas eran dignas, divertidas, originales o impactantes de alguna manera. Quedaron afuera de las premiaciones algunas más experimentales, pero eso no saca que el criterio del jurado fue acertado. Cada uno tendrá sus films favoritos obviamente. El festival, además sirvió para consolidar y reunir a festivales dispersos por el país creando la necesaria Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales, y dio la oportunidad de crear debate social con el film de Mariano Ferreyra.

No falto lugar para la diversión con las propuestas que ofreció la sección Pantalla Abierta, la calidez de Willy Lemos que entretuvo a todos los invitados, y el humor negro estuvo presente con Hermanos de Sangre de Daniel de la Vega, y el social con Sibila, Nicaragua e Infancia Clandestina.

Fueron tres jornadas completas, a las que vale la pena asistir y recindir año tras año, descubriendo nuevos cineastas, futuras promesas de la industria nacional e internacional.

A continuación, los diez cortometrajes favoritos de este redactor:

Broken Smile (Irán) de Hiwa Aminn 

En Carne Viva (Argentina) de Federico Esquerro

María (Argentina) de Mónica Lairana

The People Who Never Stops (Francia) de Florian Piento

Coral (Argentina) de Ignacio Chanetón

Lila (Argentina) de Sebastián Dietsch

Toda Esta Sangre en el Monte (Argentina) de Martín Cespedes

Momentos (Argentina) de Pablo Podrelli

Junkyard (Holanda) de Hisko Hulsing

Bajo el Cielo Azul (Argentina) de Martín Salinas

Mención Especial: A Shadow of Blue (Francia) de Carlos Lascano

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...