A Sala Llena

Abandonados

 alt

Abandonados

Dirección general: Patricia Tiscornia y Nicolás Yannicelli. Autoría: Nicolás Yannicelli. Producción general: NYX. Diseño de luces: Leandro Álvarez. Musicalización: Leandro Álvarez. Intérpretes: Matías Cabrera, Estefanía Camacci, Juan Ignacio Cane, Lucía Escobar, Natalia Sánchez, Verónica Torres, Nicolás Yannicelli. Prensa: Time for Press.

“Haría todo tal cual sucedió…abandonaría todo tal cual lo hice”.

En el gran laberinto de la vida uno a menudo suele perderse. Y al tratar de reflejarlo, también. Esto es lo que sucede con la obra Abandonados, dirigida por Patricia Tiscornia y Nicolás Yannicelli, que parte de una premisa clara: cómo nos comportamos frente a las grandes decisiones de la vida, frente al cambio, frente a lo que se gana y lo que se pierde con cada camino que uno elige, y por consecuencia, con aquel que se abandona.

Abandonados juega con el doble sentido: el abandono particular y personalísimo de cada uno de los protagonistas,  y aquello que abandonaron, que dejaron detrás como consecuencia de su libre albedrío. Buena premisa para intentar comprender el espíritu humano, su esencia. Sin embargo, la obra parece no avanzar mucho más allá, se queda en esa nebulosa superficial de personajes estereotipados, diálogos acartonados y vidas sin pulpa, sólo cáscara. Lentamente, la proposición comienza a desdibujarse, apoyándose sólo en una misma frase repetida por cada uno de los protagonistas.

En un espacio sin tiempo, en el que la fragmentación del relato pretende tener un peso narrativo sobre la historia, siete personajes entrecruzan sus vidas, experiencias, alegrías y pesares. El ingenio de la fractura temporal no es acompañado por cierta originalidad en el planteamiento de las problemáticas, de los subtemas, de ese dolor que es vivir. Encontramos en este laberinto temas recurrentes, con planteos anacrónicos y ninguna sutileza, que no le ofrecen al espectador grieta alguna por donde meterse, reconocerse ni identificarse. Los argumentos pretenden una universalidad que no concuerda con lo real, y caen en un atraso implacable, destructivo.

Las actuaciones son desparejas, y si bien pueden percibirse intérpretes con cierta potencialidad, como Juan Ignacio Cane y Estefanía Camacci, no logran demostrar sus aptitudes en este escenario, presos de un libreto que los deja demasiado expuestos, con mucha voz y poco cuerpo. Los personajes no hacen, sólo dicen, y eso se refleja intempestivamente en un espacio atestado de sentimientos que no pasan por la piel.

Abandonados presenta una propuesta multimedia que colabora con la fragmentación del relato, que poco a poco irá armando el rompecabezas; un rompecabezas demasiado amplio, que quizás, hubiese estado bien recortar, pulir y ahondar en cada una de sus piezas. Vale destacar, sin embargo, la búsqueda, el intento de contar una historia desde otra perspectiva. Toda exploración equivale a dejar un lugar seguro, el riesgo es quedar a medio camino. Habrá que estar atentos entonces a las futuras producciones de la dupla Tiscornia – Yannicelli.

Abandonados es una premisa, un comienzo…No logra construirse como obra teatral a los ojos de los espectadores, que final, e irremediablemente, se sienten un poco abandonados.

Teatro: Porteño – Avenida Corrientes 1630

Funciones: Viernes – 21.00 hs

Entrada: $ 60

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →