A Sala Llena

Al Ras o de Nada Sirve que Corras Cuando el Incendio va Contigo

 

 

 

Al Ras O De Nada Sirve Que Corras Cuando El Incendio Va Contigo

Idea, Dirección y Coreografía: Roxana Grinstein. Interpretes: Victoria Molins, Cecilia Pujín, Analía Martorello. Prensa: Simkin & Franco.

 “Al Ras, o de nada sirve que corras cuando el incendio va contigo” es una obra que versa sobre la falta de espacios, el encierro, el encapsulamiento. La pieza se propone metabolizar los sentimientos de nuestros propios encierros, el pacto con el miedo nos cuenta su directora y coreógrafa Roxana Grinstein acerca de su ultima producción, que luego de haber sido seleccionada para representar a la C.A.B.A en la XXV Fiesta Nacional del Teatro 2010 en la Ciudad de La Plata, vuelve a “El Portón de Sánchez”, teatro ubicado en la zona de Palermo.

En “Al Ras…” el claroscuro está presente de principio a fin, la obra logra conformar una atmosfera sensible y sensitiva de luz y forma que no solo comprenden los extremos (blanco-negro) sino también sus inacabables matices. Lo “gris” tiene lugar en esta obra/experiencia compartida de Roxana Grinstein.

Los cuerpos de las actrices/bailarinas (Victoria Molins, Cecilia Pujín, Analía Martorello) se apropian de la idea de “limite” y logran manifestar las múltiples sensaciones de encierro, miedo y encapsulamiento, pero a la vez dejan entrever otra idea particular: “la libertad del limite”, que, teniendo en cuenta la forma y sin penetrar todavía en el contenido, se hace ver a través de la infinita cantidad de posibilidades que el cuerpo posee para manifestarse y que, posiblemente, nunca hemos explorado. Es allí donde termina por conformarse una especie de festival de ritmos, velocidades, niveles espaciales y desplazamientos que nos conectan, en conjunto con una excelente compañera performática y transformadora como la música, con otra dimensión, esta vez extracotidiana.

La obra conjuga, a través de una narración que parece pertenecer al mundo de los sueños, lo apolíneo y lo dionisíaco, la cordura y la desmesura, lo explicable y lo inexplicable, donde si bien son mas interesantes los lugares no-seguros, aquellos que le pertenecen más a Baco que a Apolo, hay que considerar que lo uno en relación con lo otro es lo que finalmente dará lugar al borde, la frontera, el claroscuro.

 

Atmósferas, climas, sensaciones, son algo de lo que la obra logra transmitirnos si logramos conectar nuestros sentidos en otra dirección y dejamos de divisar las fronteras entre el sueño y la realidad y podemos verlo como un todo, para poder disfrutar así de este carnaval de luz que nos encandila.

El trabajo de la luz, entonces, y la escenografía, que en este caso van de la mano, cobran una especial importancia a partir de este encandilamiento, las lámparas incandescentes que cuelgan sobre ellas y que las rodean van hacia el mismo lugar que la expresión de los cuerpos que nos llenan de luz la mirada para dejarnos entre cada parpadeo una imagen extremadamente bella.

 

Son las imágenes las que llenan el espacio y engendran el pacto con el miedo en esta obra que suscita una especie de narración particular de escape, de huida, que rápidamente reduce a lo vicioso de un ciclo que  acabara en tierra, al ras, porque “de nada sirve que corras cuando el incendio va contigo”.

 

 

Funciones: Sábados de Marzo y Abril a las 21 hs.

Lugar: El Portón de Sánchez. Sánchez de Bustamante 1034.

Informes: 4863-2848.

Entradas: $35. Descuento a jubilados y estudiantes $25.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →