A Sala Llena

Beppo

Beppo

Dramaturgia y dirección: Cristina Moreira. Entrenamiento en mímica: Escobar y Lerchundi. Diseño de escenografía: Jorge Ferrari. Diseño de vestuario: Jorge Ferrari. Música original: Diego Vila. Diseño de iluminación: Eli Sirlin y David Seldes. Elenco: Joaquín Baldín, Marcelo Farias, Fabiana Pelle, Jessica Schultz  Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin

Desde el primer instante de la obra, ni bien vemos la escenografía sumada a la caracterización de los actores, se genera una paleta de colores que nos lleva inmediatamente a un bello paisaje ficcional.

En este lugar está Stella, cual Alicia en el país de las maravillas, en vez de ir tras los pasos de un conejo parlanchín se interna en el mundo de Beppo, un mimo, quien le ofrece un universo sin palabras, delineado con mímica  e impregnado de emociones.

Si bien hay un tercer personaje que hace las veces de interlocutor entre la escena y el público,  la aparición del cuarto actor es lo que rompe totalmente la cuarta pared. Todos los actores se ajustan bien a sus personajes, podemos resaltar la expresión corporal que le permite a Joaquín Baldín darle vida a Beppo con total eficacia, el registro vocal y los tonos emocionales que maneja Jessica Schults, la precisión de Fabiana Pelle y el manejo de la comicidad de Marcelo Farias quien por un lado aprovecha recursos del clown y por momentos nos remite a algún personaje de Antonio Gasalla.

Las actuaciones cuentan con el marco adecuado, una puesta que con pocos elementos alcanza aires rococó, un notorio trabajo musical que encaja perfectamente con lo que se ve en escena y con un texto bien elaborado, una versión libre del mito de Orfeo, que nos regala frases grandilocuentes, quizás a veces se hace largo, pero cuando parece que la obra  va a quedarse estancada nos encontramos con una muy grata sorpresa que cambia el ritmo y da un giro narrativo que cambia el sentido de lo que venimos viendo hasta el momento.

Desde el vamos lo que vemos es el cliché del Mimo y/o de Pierrot (arquetipo de la comedia del arte) se van atravesando distintos estereotipos, en principio vemos las formas, lo que podría parecer un manual de técnicas teatrales (Mimo, commedia dell arte, textos clásicos, clown) , si no tenemos en cuenta el contexto podríamos pensar que a la hora de crear la obra se amarraron a las teorías por falta de creatividad, pero de arranque sabemos que la dramaturgia y la dirección corren por cuenta de Cristina Moreira (Directora / docente de reconocida trayectoria quien fue pionera de varias generaciones de actores, introduciendo la metodología de la escuela francesa de J. Lecoq.) Entonces podemos estar seguros que el juego con los estereotipos es intencional, se busca un cruce de lenguajes pre establecidos para intentar crear uno nuevo y con el correr de la obra dejamos de ver las formas para apreciar el contenido.

La obra se auto proclama como teatro poético, podríamos afirmar que logra serlo sobre todo en los momentos en que no busca serlo, el todo de la obra sería la experiencia poética, haciendo que reconozcamos en Beppo una metáfora: Citando a Heidegger “El decir de un poeta permanece en lo no dicho.”

Teatro:  Centro Cultural de la Cooperación – Corrientes 1543

Funciones: Sábados y Domingos 20hs

Entrada: $50 y $40

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

The Offer

LEER MÁS →

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS