Cecilia Martinez

alt

1. Morir como un Hombre: Película increíble, desgarradora, que cuenta la historia de Tonia, un travesti con una existencia dolorosa y sacrificada. La actuación de Fernando Santos es zarpada. Hay secuencias que se desvían completamente del tono y te vuelan la peluca. Hermosa película, hermosa música, actuaciones brillantes, lo mejor que vi en el año. Más de dos horas de una trama que va cambiando de rumbo hasta llegar al inevitable final. Personajes misteriosos y mágicos en una historia con cierta cuota de surrealismo.

2. Carlos: ¿¡Qué decir de Carlos?! La vi hace dos semanas y me partió el bocho. La vida de Illich Ramírez Sánchez, el revolucionario venezolano que luchó por la causa Palestina y contra la opresión del capitalismo. Largometraje dividido en 3 capítulos, en total 6 horas de acción, adrenalina, sexo, violencia y escenarios de todas partes del mundo. Idiomas originales, actuaciones zarpadísimas, todas sin excepción, y Edgar Ramírez…sin palabras. La rompe (además de ser uno de los hombres más sensuales del planeta, amén).

3. Balada Triste de Trompeta: Gore, terror y excesos en esta obra maestra de Alex de la Iglesia. Ambientada en la España franquista, es una historia oscura y tenebrosa que combina el escenario de un circo con la violencia extrema de dos payasos antagónicos que están totalmente desquiciados y se destruyen mutuamente. El Payaso Triste versus el Payaso Alegre versión extra macabra. Alex de La Iglesia elevado al cubo. Increíble.

4. Lazos de Sangre: La primera película que vi para A Sala Llena, un viernes a las 10.00 am. Mi primera mirada como crítica; siempre quedará en mi memoria. La protagonista (grosa Jennifer Lawrence, ¡grosa!) es una heroína en un mundo demasiado hostil para ella y sus hermanitos. Una actuación soberbia pero sin excesos, justa, atinada, sin histrionismo, un trabajo increíble de esta actriz tan joven. Ambientada en las montañas de Ozark, Missouri, un terreno árido, áspero, solitario, que le confiere a la historia un aura algo fantasmagórica. Gran trabajo de Debra Granik.

5. 127 Horas: Pura adrenalina, puro montaje de atracciones, diseñado justamente para eso, atraernos constantemente. Shock, shock y más shock. El resultado: no podemos apartar los ojos de la pantalla. Música vertiginosa, acción vertiginosa y James Franco atrapado entre una roca y una pared. La banda de sonido la descose, con temas de rock zarpados de Sigur Rós y Trey Anastasio, además de un Nocturno de Chopin y la música A. R. Raham. Un estilo entre videoclip y publicidad de Gatorade por momentos pero no por eso menos zarpada. Pura adrenalina.

6. El Cisne Negro: Ya todos saben de qué va. Película perturbadora sobre la lucha (interna y externa) de una bailarina de ballet para obtener “el” papel de su carrera y sus consecuentes alucinaciones y psicosis. Actuación y caracterización extraordinarias de Natalie Portman; Tchaikovsky casi toda la película, en especial La Muerte del Cisne. Una historia oscura que retrata obsesiones y perversiones, bien estilo Aronofsky.

7. Habemus Papa: Gran obra de Nanni Moretti, irónica, irreverente, con una comicidad fina e inteligente digna de este genial director. El Moretti actor es lo mejor de la película por lejos; las secuencias en las que interactúa con los cardenales son hilarantes y su rol de psicoanalista de individuos que no creen en el psicoanálisis es maravilloso. El final es increíble.

8. Aballay, el Hombre sin Miedo: Gran western gauchesco. Fernando Spiner viene a reivindicar lo que queda del género con esta gran película de cowboys en el desierto tucumano. Historia mítica-religiosa con dos tramas paralelas. Muchos planos generales y planos medios de una belleza increíble y con una banda de sonido que los enaltece. Gran trabajo, apuesta muy jugada que está dando grandes frutos.

9. Sin Escape (The Robber): Inesperada sorpresa. Funciona como una “clockwork orange”, con un timing perfecto. Cronometrada milimétricamente en lo que hace a acción-música-quietud, con la actuación zarpada de Andreas Lust. Película cargada de adrenalina gracias a las mejores persecuciones que vi en mucho tiempo, persecuciones a un ladrón-maratonista que corre y corre y que ha hecho de ambas actividades su razón de ser. Historia real acerca de un hombre totalmente frío e impasible. Los travellings que lo captan mientras corre son gloriosos, para largarte a llorar ahí en el cine.

10. Cerro Bayo: Muy buena película sobre el conflicto y la dinámica familiar luego de una pérdida, con reminiscencias de la gran The Savages de Tamara Jenkins. La dirección de actores es lo más destacable, desde Verónica Llinas y Adriana Barraza hasta Inés Efron y Nahuel Pérez Bizcayart. Una película corta, sencilla, íntima, pero con una mirada muy interesante y con buena inserción del humor.

Menciones Especiales (Festivales de Cine):

Festival de Cine de Mar del Plata:

-Diablo

-Tyranosaur

-Juan of the Dead

Ciclo Les Avant-Premières:

-El Ilusionista

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS