A Sala Llena

Ciclo de Óperas Primas

 

Ciclo de Óperas Primas

La primera vez no es fácil. Todos los estrenos son dificiles, y más cuando uno debuta en el escenario. Sea actor, dramaturgo o realizador. A diferencia del cine, el público está ahí nomás, los podes tocar, podes escuchar su respiración, si se quejan, si murmuran, si se emocionan, si emiten sonido alguno, si se ríen o se quedan dormidos.

Pero más dificil todavía es encontrar un lugar donde estrenar.

Este año, el Centro Cultural Ricardo Rojas, bajo la curación de Matías Umpierrez se anima a estrenar, no una, sino tres óperas primas al mismo tiempo.

Si bien la calidad de las mismas difieren notablemente, tuve la oportunidad de verlas, por suerte en un orden progresivo.

Esto significa que la primera no me gustó demasiado y la última me encantó sin más, lo que permitió que me vaya con una sensación más cercana a la satisfacción que de la desilusión. Sin embargo, más allá de una cuestión de gustos y opiniones personales, es meritorio el hecho de que un Centro Cultural tan prestigioso como el Rojas, de la oportunidad a jóvenes dramaturgos de estrenar sus primeras obras. No se trata de textos sencillos y las puestas en escena rompen las convenciones. Por lo tanto, el mérito, por el riesgo es doble y, el elogio, por tanto, también

 

Irreal

Dramaturgia y Dirección: Silvia Giusto. Escenografía: Gustavo Coll. Diseño de Luces: Leo D’Aiuto. Elenco: Federico Buso, Eva Fernández, Violeta Nigro, Cecilia Rainero, Guillermo Rovira, Jorge Sabaté.  Prensa: Paula Simkin.

Me gustan las obras que cuestionan la intelectualidad y soberbia del artista, pero lamentablemente la obra de Giusto es víctima de su propia crítica.

Básicamente es la historia de un reconocido artista plástico que un día recibe una oferta de parte de su agente (y amante): que ella pinte obras con su propia firma. De esta manera, él puede seguir ganando prestigio, mientras que la agente logra ganar la satisfacción de vender sus propias obras. Los interesados en las obras son un empresario adinerado y su esposa, el ex socio del primero y su hija adolescente. A medida que avanza el relato se irán develando las mentiras y traiciones.

El problema básico de la obra es que no logra definir un tono. Por momentos (los mejores momentos) se apoya en la sátira al snobismo, mientras que el resto de la obra cae en la solemnidad y snobismo que pretende criticar, con lo que se logra una contradicción de intenciones, que la convierten en una obra pretenciosa, que se alarga demasiado, con algunos diálogos trillados e interpretaciones irregulares. Lo más destacado es la interpretación de Violeta Nigro y el original diseño de luces.

Funciones: Sábados 21 Hs 

 

 

La Vida Boca Arriba

Dramaturgia y Dirección: Candela García Sciaroni. Escenografía: Marilú Carbo. Diseño de Luces: Javier Cassielles. Elenco: Marta Haller, Luisina Scotto, Gabriela Illarregui. Prensa: Paula Simkin.

Una típica casa del Tigre, una madre y una hija en malla, y un arbolito de Navidad nos transportan a un verano calurosamente molesto. La ausencia es el principal tema de la obra de Sciarioni. Ausencia de hombres. Marta e Irene son prisioneras del río y de ellas mismas. Lo único que quiere Marta es que Irene se quede con ella. El trato no es estrictamente lo mejor de su relación. Irene por su lado, desea escapar, buscar a su padre y su única compañera es La Colo.

Entre la apatía y la desesperanza Sciaroni logra atrapar al espectador gracias a la ironía de las circunstancias, diálogos banales que esconden sentimientos encontradas y austeras, hoscas, desagradables pero al mismo tiempo notables interpretaciones de Haller, Scotto e Illarregui. El clima es pesado, molesto. La realizadora fue muy cuidadosa con el modo de hablar de cada personaje, del lenguaje y se sirve del espacio fuera de campo, para que la construcción escenográfica sea más voluminosa y verosímil.

Tristemente divertida, lo único criticable es que se pasa demasiado rápido y dura muy poco. Al final, más que agotarse pareciera que estamos frente a una obra en construcción o work in progress, donde solo vimos el primer acto. Sciaroni tiene futuro.

Funciones: Sábados 23 Hs 

 

Y Cuando no te Quiera Será de Nuevo el Caos

Dramaturgia y Dirección: Matías Piñeiro basado en obras, escenas y personajes de William Sheakespeare. Escenografía: María Laura Caligiuri. Vestuario: María Laxague Viñuela. Diseño de Luces: Matías Sendón. Elenco: Elisa Carricajo, Agustina Muñoz, Laura Paredes, Gabi Saidón.  Prensa: Paula Simkin.

Acaso se trate del realizador más reconocido de los tres. La formación de Matías Piñeiro proviene del cine, pero su estética parece cobrar mayor sentido en el teatro. Si bien no pude ver El Hombre Robado (verdadera ópera prima, a nivel cinematográfico), sí vi Todos Mienten, su segunda película, la cuál bien podría ser trasladada al teatro y quizás de esa forma sea más atrapante. Honestamente, mucho no me entusiasmó esta película, así que no iba con demasiadas expectativas a Y Cuando no te Quiera Será de Nuevo el Caos, pero en cambio fui gratamente sorprendido.

En principio, hay que explicar que al igual que Mariano Llinás, Piñeiro es un lector ávido y si en El Hombre Robado, tomó textos de Sarmiento, acá se nutre de manera bastante original de William Sheakspeare.

Tomando personajes y diversas escenas de 5 obras del gran dramaturgo inglés (entre ellas pude distinguir Como Gustes y Sueño de una Noche de Verano) crea una comedia de enredos amorosos a través de cinco mujeres que bien podrían ser hombres y mujeres al mismo tiempo. Más allá de que se trate de 4 protagonistas femeninas, el sexo es tan indiferente para la historia como tratar de adivinar en que personaje, se están convirtiendo. Pero en cierta forma, Piñeiro decide jugar con el espectador. Los personajes juegan entre ellos, y está fascinación lúdica y romántica se transmite al espectador. Aún así, hay gran tensión sexual y la intensidad de los diálogos no da respiro. Respetando el vocabulario de español clásico, mezclando verso y prosa, el recitado se torna divertido, fluido y espontáneo al poco tiempo. Resumir la historia es inutil y fatigoso. Es mejor que lo vean y disfruten.

Las 4 intérpretes se lucen, pero es Laura Paredes la que más se destaca por su espontaneidad, gracia y carisma en escena.

La puesta es bastante original: un escenario repleto de prendas de vestir, de donde surgen las protagonistas camufladas, emergiendo como si salieran de un lago, o si fueran fantasmas que se visten. El vestuario, en sí, es parte escencial de la historia, como una quinta protagonista, ya que es a través del mismo que Piñeiro da las pistas para entender lo que estamos viendo realmente.

Dinámica, fluida, inteligente rompecabezas para amantes del teatro sheakesperano y para aquellos que solo deseen ver una obra divertida y original.

Funciones: Jueves 21:30 Hs 

 

 

Teatro: Centro Cultural Ricardo Rojas – Corrientes 2038. Sala Cancha.

Entrada: $20

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →