A Sala Llena

Por Mi Culpa – Chavela Vargas

Por Mi Culpa – Chavela Vargas

En el bulevar de los sueños rotos

vive una dama de poncho rojo,
pelo de plata y carne morena.
Mestiza ardiente de lengua libre,
gata valiente de piel de tigre
con voz de rayo de luna llena […]

[…] Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela! […]

[…] Las amarguras no son amargas
cuando las canta Chavela Vargas […]

Es posible que “Por el Boulevard de los Sueños Rotos” de Joaquín Sabina, sea acaso el mejor tributo que se la haya concedido a la gran cantautora costaricense de jóvenes 91 años. Una de las voces más reconocibles del bolera y la canción ranchera latinoamerican de todos los tiempos, presentó el año pasado su último disco (hasta el momento): ¡Por mi Culpa!

Sí, por culpa de Chavela tenemos la suerte de encontrarnos con ocho temas bellísimos acompañada por voces emblemáticas de la canción hispanoamericana y los mejores músicos latinos. Varios de ellos, compañeros de toda la vida de la gran Vargas.

Los temas que componen este disco son verdaderos clásicos, que de solo escuchar las primeras baladas ya emocionan, por el significado de las palabras y por la intensidad que la Vargas y compañían le ponen énfasis. Esa voz terciopelada, melancólica, capaz de provocar las lágrimas del más fuerte, es una marca que la cantante lleva impregnada en la garganta, la piel y el corazón, pero como dice Joaquin, si las canta Chavela, las amarguras no son amargas.

La primera canción del disco es “Las Ciudades” de José Alfredo Jiménez, a dúo de la mexicana Eugenia León. Ambas voces, de timbres distintos conforman con gran armonía un solo canto.

En el segundo tema, “Un Mundo Raro”, también compuesto por Jiménez, la acompaña la joven violoncellista, Jimena Gimenez Cacho, de procedencia mexicana, lo cuál le aporta delicadeza y elegancia a un tema doloroso, acerca de un amor perdido, que la Vargas canta como si fuera una adolescente abandonada por primera vez.

Le sigue “Luz de Luna”, un verdadero clásico de Álvaro Carrillo con arreglos de guitarras de Juan Carlos Allende y Miguel Peña, amigos de Chavela hace muchos años. Con este solo, nos damos cuenta que la Vargas no necesita demasiado para enternecer.

En “Canción de las Simples Cosas” de los argentinos Cesar Isella y Armando Tejedor está acompañada por la salteña La Negra Chagra, cantante folclórica que junto a Chavela conforman una relación armoniosa, música sin fronteras.

“¿A dónde vas Paloma?” es un tema original inédito de la Vargas dedicada a su amigo, el poeta Federico García Lorca. Esta vez está acompañada por el artista Mario Ávila quien, además compuso la música de esta triste canción.

Para demostrar la influencia de la Vargas en otras naciones, la pequeña banda musical Pink Martini liderada por el pianista Thomas M. Lauderdale la acompaña a la cantante en el clásico “Piensa en Mí” de Agustín y María Teresa Lara. La sinergia entre ambos es maravillosa. Realmente parece que la Vargas estuviera cantando en un gran teatro clásico. El piano del lider acompañando a la cantante es un lujo, al que se le suma el delicado violín de Nicholas Crosa.

El séptimo tema, es acaso la cereza de la torta, el moño del mejor regalo navideño que se puede obsequiar. Se trata del bolero entre boleros. Escrito por el cubano, Pedro Junco, es nada más ni nada menos que “Nosotros”. ¿Y con quien más lo podía cantar la Vargas que con su amor platónico (o será al revés), Joaquín Sabina? Más que una despedida o la reinterpretación de un tema inmortal, se trata de una doble declaración de amor. Es sabido que Sabina se enamoró perdidamente de la Vargas ni bien la conoció, un amor que traspasa al amor físico, sino que es la admiración pura, y no hay recital en que Sabina no admite que la mayor de las alegrías que le dio esta profesión fue conocer y cantar a dúo con la Vargas.

Para cerrar el disco, la Vargas eligió a la mexicana Lila Downs, para que la acompañe en “Vámonos” de José Alfredo Jimenez, tema donde la cantante pide irse a un lugar sin justicia, ni leyes ni nada, solamente el amor.

Una selección perfecta en un orden para nada azarozo, coherente, delicado. La melancolía y la tristeza no tienen el mismo peso si la Vargas le pone su voz, y todo su cuerpo.

¡Por mi Culpa! es un disco muy recomendable para todo aquel que le gusten los buenos boleros, los románticos latinos, la magia de la gran Chavela Vargas.

 

Por tu culpa una sola lágrima alivió mi corazón enfermo de amor

Por tu culpa un suspiro enamorado se convirtió en huracán

Por tu culpa mi corazón fue generoso en sus erorres

Por tu culpa me asaltó la nostalgia en la cocina

Por tu culpa la lluvia me hizo añorar una voz

Por tu culpa amé al amor desobediente

Por tu culpa me salvó una canción

Por tu culpa este fuego ya nunca se apagará

 Ana Gloria Moya – Por tu Culpa, Chavela

Temas que componen el disco:

1)     “Las Ciudades”

2)     “Un Mundo Raro”

3)      “Luz de Luna”

4)     “Canción de las Simples Cosas”

5)     “¿A dónde vas Paloma?”

6)      “Piensa en Mí”

7)     “Nosotros”

8)     “Vámonos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS