A Sala Llena

Como Pez Frente al Anzuelo

alt

Como Pez Frente al Anzuelo

Dirección: Julieta Petruchi. Dramaturgia: Dolores Ocampo. Diseño de Iluminación y Escenografía: Magalí Acha. Diseño de Vestuario: Vessna Bebek. Diseño Musical: Hernán Crespo. Elenco: Dolores Ocampo. Músicos: Hernán Crespo, Luis Campos, Hernán Medina, Emilio Turco.

Atrapar al Pez Dorado

El mítico cineasta David Lynch, dice que reconocer una buena idea es como atrapar a un pez dorado, una oportunidad única y maravillosa. Quizás sea más fácil encontrar una buena idea, una original propuesta que una pareja perfecta. Si la idea salta del agua y cae frente a nuestros pies, servida en bandeja, no hay con que darle, estamos frente a un éxito.

En cambio, en las relaciones románticas, lo que pinta ser dorado, al final puede ser nada más que una capa de pintura. No todo lo que brilla es oro dicen por ahí.

La gran actriz y cantante Dolores Ocampo (Lisboa, el Viaje Etílico; Mujeres en el Baño) demuestra con grandes ideas, lo difícil que es pescar… un hombre.

Como Pez Frente al Anzuelo no es solamente un unipersonal de una mujer desilusionada con las situaciones amorosas, que en suerte le tocó vivir. Sino todo un espectáculo humorístico musical, donde la protagonista absoluta  despliega toda su carisma, sensualidad, expresividad y versatilidad musical, en pos de relatarnos su búsqueda del hombre perfecto.

Durante un poco más de una hora, al mejor estilo Les Luthiers, el personaje nos relata a través de chamamés, tangos, boleros, blues, reggaeton y baladas sus decepciones con los hombres, sus complejidades físicas, temores, costumbres y manías. El texto es realmente sorprendente, Ocampo tiene un gran despliegue sobre el escenario aprovechando cada rincón y cada objeto que tiene a mano. El vestuario es funcional a cada una de las historias que relata, y la relación con el público es fundamental para lograr una química y empatía maravillosa.

No es que no hayamos visto otros unipersonales sobre experiencias románticas llevadas al humor, pero sí cambia la forma, y todo depende de la personalidad del artista. En este sentido es la ingenuidad mezclada con elegancia y cierto comportamiento desaforado, lo que constituyen un entretenimiento redondo, en donde más de una mujer se va a sentir identificada (y por qué no, algún hombre también).

Admito que escuche risas muy genuinas y fui testigo de cómo algunas parejas intercambiaban miradas cómplices, como si alguna de las historias que narró el personaje habrían tocado alguna fibra personal. Aún así, nadie se fue de la sala, y el público presente siguió entusiasmado cada número.

Canciones pegadizas, ritmo, dinamismo y letras que se van enrareciendo a medida que avanzan, acompañan los divertidos monólogos de la protagonista. O quizás los mismos acompañen las canciones. Lo cierto, es que hay una armonía entre música, texto y humor que no siempre coincide en el teatro independiente. No quedan sensaciones amargas ni criterios ambiguos. Es tan disfrutable como la sensación de haber tenido un día de pesca fructífero.

Además del gran desempeño de la actriz y cantante, es destacable la participación del grupo conformado por Crespo, Turco, Campos y Medina, que además de cubrir brillantemente cada género musical que Ocampo desarrolla, de tener el timing perfecto en escena, también se animan a seguir el juego sensual que propone la interlocutora.

Julieta Petruchi acierta en tono, colores y manejo del espacio escénico.

Como Pez Frente al Anzuelo es una propuesta ideal para solteronas y solterones. Aquellas que se aventuren a llevar a su novio, marido y/o amante (nunca se sabe), tengan cuidado. No sea cosa que muerdan la carnada que ofrece la gran Dolores Ocampo.

Recomiendo que se metan en el canal “pezanzuelo” y vean los divertidos trailers de la obra:

http://www.youtube.com/user/pezanzuelo

alt

[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →