A Sala Llena

Cuando Callan los Patos

Cuando Callan los Patos

Libro, Musica y Dirección General: Lautaro Metral. Producción Ejecutiva: Maxi Bartfeld. Diseño de Luces: Yamil Chappa. Diseño de Escenografía: María Eugenia Brandulo. Elenco: Lionel Arostegui, Leandro Bassano, Mariano Fabricante, Marta Mediavilla, Renzo Morellli. Prensa: Ayni Comunicación.

Cuando uno intenta hacer una retrospectiva visual del mundo, de sus acontecimientos históricos, sus guerras, conflictos sociales, patrimonio cultural, etc, se encuentra con la dificultad de analizar la realidad, el “mientras tanto” y sobre todo avizorar un futuro posible.

Cuando Callan los Patos es, en este sentido, una invitación a recrear este futuro incierto en el que los seres humanos somos indeseables protagonistas y verdaderos responsables de un posible desenlace caótico y apocalíptico.

En un lugar del mundo cinco sobrevivientes intentan seguir con sus vidas, sus deseos, locuras y esperanzas. El teatro del absurdo dice presente con sus diálogos inconexos, la ilógica de las situaciones, la atmósfera onírica y un fuerte sentido existencialista que hacen del absurdo sus rasgos mas sobresalientes, y que ordenados o desordenados estos particulares en una cierta dirección, llenan de sentido y llaman a la reflexión por parte de los espectadores, sin olvidar claro, el humor, la incoherencia y el disparate como verdaderos recursos teatrales que sirven para la comprensión y el análisis.

 Esto se hace posible gracias a las destacadas interpretaciones de los actores y sus respectivas caracterizaciones; con una increíble precisión en sus diálogos y movimientos corporales llevan adelante la obra, que por si sola debido a la complejidad de su estilo seria imposible desarrollarla.

La puesta en escena acompaña el sentido propuesto dividiendo el espacio escénico en cuatro, donde por un lado se destacan la presencia de los músicos y por el otro la recreación del mundo caótico con diferentes tipos de artefactos estéticos que le dan color a una atmósfera tensa y distorsionada.

Una obra dinámica e inteligente de parte de la dirección que salta de momentos dramáticos a cómicos pasando por el musical cantado e instrumental con una naturalidad que sorprende.

En conclusión una propuesta que nos invita a ser audaces en la elección de lo que queremos y pretendemos ver en el teatro, que no va tanto por los canales de la comprensión, sino como por la de los sentidos y que promete un mayor enriquecimiento inconsciente y profundo.

 

Por Federico Glatsman

 

El musical de Lautaro Metral no se puede expresar fácilmente con palabras. En una puesta en escena apocalíptica, cuatro vagabundos no demasiado cuerdos esperan el mañana. Un mañana utópico, en donde los patos graznan y marcan cierta esperanza para que el mundo no se desmorone por completo.

Los cuatro individuos, son atractivos en el absurdo y patetismo que representan. La llegada de una mujer al grupo complica la situación cuando se ve involucrada sentimentalmente con uno de los integrantes de este cuarteto demencial.

Sin embargo la historia es acaso lo menos atractivo de la esta propuesta. Lo vanguardista, lo musical, atemporal y aespacial de la propuesta es lo que despierta interés. Esta mezcla de candombe, rock, cumbia, experimentación electrónica se forma en base a la repetición y al juego de códigos que entablan los integrantes de esta sociedad posmoderna.

El grotesco y la crítica social que se refleja de forma no concreta, la lingüística que sirve de base de una poética lúdica, miserable.

La magia y la química de la extravagancia de los integrantes es fundamental para meter al público en su bolsillo. La orquesta en vivo aporta dinamismo y ritmo a este entorno oscuro, este suburbio marginal

Los integrantes satirizan a los medios, el capitalismo salvaje y la retórica es parte fundamental de este juego de dobles caras.

Cuando las cosas no se sirven en bandeja, hay que dejarse seducir por la abstracción de la propuesta. Después vendrá el análisis concreto y las interpretaciones variadas.

Cuando Callan los Patos es una utopía musical original y sin dudas, hipnotizante. La puesta en escena y el gran trabajo de arte, además de las divertidas canciones absurdas, ayudan a crear una atmósfera tan depresiva como fascinante.

Teatro: Ciudad Cultural Konex – Sarmiento 3131

Funciones: Sabados 20:30 hs.

Entradas: $ 35 y $40

 

Por Rodolfo Weisskirch 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS