INVITADO ESPECIAL: Sebastián Rotstein

Guionista de cine y televisión, hombre de radio, cinéfilo, amigo de la casa. Un privilegio para nosotros publicar el Top Ten de Sebastián Rotstein.


 


1. La Piel que Habito: Hace tiempo que vengo sintiendo con algunos directores que ya no me importa si sus películas son buenas o malas. Disfruto viendo lo que hacen y a la vez siento que ellos mismos están en su propio cuelgue, en su propia búsqueda. Tal vez, con algunos, su imperfección sea aun más interesante que su perfección. Almodóvar es uno de ellos. Y en esta película, donde se combinan elementos del melodrama, del grotesco, de la ciencia ficción, donde la víctima y el victimario se confunden, donde el verdadero monstruo está donde menos uno se lo espera, todo eso no alcanza a opacar la complejidad de la historia y, aún más, la complejidad del corazón humano. La línea: “Te he practicado una vaginoplastia” es de las mejores del año.


2. El Estudiante: Como Todos los Hombres del Presidente, en un momento el diálogo es simplemente un sistema de comunicación el cual hay que decodificar para entender de lo que realmente se está hablando. Lo que importa es lo que no se dice pero sí lo que se hace. En una época de tanta corrección e idealización desmedida, la película brinda una mirada diferente, cínica y oscura.


3. El Planeta de los Simios (R)evolución: Una de las buenas sorpresas del año. Una de acción pero con historia e ideas bien claras dirigida por alguien que no es especialista en efectos especiales ni fue doble de riesgo. Narración clásica pura. Ningún efecto está de más, ideas visuales que no se encuentran en este tipo de películas, todo en función de un valor dramático. Además, tiene una de las escenas del año: César (Andy Serkis) hablando por primera vez.


4. Amateur: O la pasión según el Doctor Mario. Una película sobre el paso del tiempo y la permanencia de la ilusión en lo que queda retratado y representado. Desde la creación de Miguel Ángel hasta el último plano de la película, la re-re-remake de Winchester Martin. La pasión  puede estar en la cabeza tanto de Coppola como de un incansable Doctor Mario que es, además, uno de los personajes del año. Un Docu-Western (ufff, perdón) donde conviven la odontología con el paddle con el filetelismo, el superochismo con Jacques Tourneur.


5. Querida, Voy a Comprar Cigarrillos y Vuelvo: Muy entusiasmado fui a ver la nueva película de Cohn y Duprat, y volví a sorprenderme como con El Hombre de al Lado. En este caso, sin un mango, hay viajes en el tiempo, realidades paralelas y un gran hallazgo —o rescate— que es la performance de Emilio Disi. Tiene, también, una de las escenas del año: Emilio Disi dirigiendo las cámaras de una especie de Gran Hermano.


6. Blue Valentine: Ante tantas películas con cámara en mano e improvisaciones vacías generalmente bautizadas como “películas casaveteanas” —que suelen evidenciar una pereza estética y narrativa—, llega una que captura la verdadera esencia del Maestro: la verdad develada mediante todos los elementos que componen una película (de hecho su making of debería ser también objeto de estudio sobre el trabajo sobre el actor como la gran perla que es el making de Maridos). Ryan Gosling y Michelle Williams, dos de los actores del año.


7. A Usted no le Gusta la Verdad: 4 Días en Guantánamo: Al estilo de The Specialist, de Eyal Sivan, y Standard Operation Procedure, de Errol Morris, este documental toma imágenes reales de un interrogatorio en Guantánamo y congela la sangre con la abrumadora cantidad de humillaciones que sufre el joven Omar Kadr de 16 años acusado de crímenes de guerra. Samarra, del Maestro De Palma cerraría el combo.


8. 127 Horas: La premisa era rara. Un escalador de montañas queda atrapado durante 127 horas cuando cae por un hueco, junto con una roca que le atrapa el brazo. Imposibilitado de pedir ayuda, sin agua y sin comida, Aaron repasa su vida para entender cómo es que llegó a estar en la posición en la cual está. Apasionante y claustrofóbica.


9. La Peli de Batato: Épico documental sobre Batato Barea. Lleno de material de un material de archivo que sirve también como retrato de época. Desmedido y desbordado, una película que logra un nivel de intimidad pocas veces visto.


10. El Árbol de la Vida: Porque aun con el cuelgue que es, en esta película vi cosas que jamás había visto en el cine. Estéticamente y temáticamente. Con dos actuaciones estupendas Brad Pitt y Hunter McKracken. Podría ser el Lado B de Enter the Void, de Gaspar Noé.


 


Menciones especiales


-El Padrino: Porque aun hoy, con el paso del tiempo, sigue siendo impactante.


-Volver al Futuro: Por su perfecto guión.


-Damas en Guerra: Si no fuera por su final tan conservador y tranquilizador (todos se casan y todos encuentran su media naranja), hubiera sido una de las mejores del año.


-Piranha 3D: Porque es jodidamente divertida y sanguinaria.


-Fase 7: Por el Carpenter que todos los cinéfilos llevamos adentro. Por una de sus grandes escenas que es el tiroteo entre Daniel Hendler, Federico Luppi y Yayo Guridi.

Destaco unas pelis aun no estrenadas:


-Enter the Void, de Gaspar Noé.
Drive, de Nicolas Winding Refn
Begginers, de Mike Mills
Red State, de Kevin Smith (¡Con un gran texto final!)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS