A Sala Llena

Terror en lo Profundo (3D), según Matías Orta

Si asociamos cine y tiburones, enseguida viene a la mente una de las obras maestras de Steven Spielberg (sí, esa que están pensando). Dicha sociedad se repitió durante años, sin nunca alcanzar el nivel de genialidad conseguido por el papá de ET, pero con resultados entretenidos. Como las secuelas de esa película, por ejemplo, y Alerta en lo Profundo, famosa por la terrible e inesperada muerte del personaje de Samuel L. Jackson.

Este año, con un título argentino similar, y por el mismo director de Terror a Bordo (también protagonizada por Samuel L.), llega Terror en lo Profundo.

Un grupo de universitarios viaja a una isla de Louisiana, donde se encuentra la casa de una de las chicas. El objetivo: beber, tener sexo, divertirse. Pero sus planes de pura joda se complicarán un poco cuando descubren que las aguas están infestadas de tiburones de distintas especies. ¿Tiburones en un lago? Así es, y muy hambrientos. Si a eso le sumamos la presencia de unos lugareños poco confiables, al estilo de Amarga Pesadilla

La premisa y el trailer invitaban a pensar en un producto decididamente trash, clase B a propósito, repleto de guiños y burlas y piel femenina al descubierto y mucha, mucha sangre. El realizador David R. Ellis sabe cómo filmar una película de esas características, ya que estuvo a cargo de la segunda y la cuarta parte de Destino Final y de la mencionada Terror a Bordo, además de su mejor trabajo: Celular, con Kim Basinger. Y Terror… quiere entrar en esa línea, como hace poco Alexandre Aja hizo muy bien con Piraña 3D. Pero el resultado final es muy pobre. Fallan el suspenso, el humor, el terror, todo. Las chicas no muestran demasiado, el gore es poco (y no muy creativo) y el guión no es lo suficientemente absurdo… aunque sí el motivo por el que los escuelas nadan en el lago. Ni siquiera la tercera dimensión ayuda a que las mutilaciones, ataques y las explosiones sean impactantes.

Por supuesto, también están los inevitables aunque poco creativos guiños a Tiburón: subjetivas de los voraces peces, una chica muriendo al principio… Y las bestias acuáticas tampoco son aprovechados como era de esperarse, más allá de que algunos cacen a sus víctimas pegando saltitos fuera de su elemento.

Como era de esperarse, no hay grandes nombres en el elenco, pero pueden rescatarse algunos. Donal Logue, quien supo aparecer en películas y series de más nivel, interpreta a un sheriff con un oscuro y extraño secreto. Y también está Joshua Leonard. ¿Lo quién? Este actor tuvo su momento de gloria cuando fue uno de los tres personajes principales de ese suceso multimediático que fue El Proyecto Blair Witch. Luego apareció en películas menores y también en films independientes como Humpday, junto al abanderado del mumblecore Mark Duplass. En Terror… encarna a un desagradable individuo de dientes podridos e intenciones aún más desagradables.

Una película poco inspirada, poco trabajada, carente de onda. Prometía un festín descerebrado, pero se quedó a medio camino.

Eso sí: ahora que empieza el verano, mejor tener cuidado a la hora de meterte en el mar, lago o lo que sea.


[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS