A Sala Llena

La Noche de la Expiación, según Marisa Cariolo

The american way to die…

La idea inicial del nuevo film de James DeMonaco, La Noche de la Expiación, parece íntimamente ligada al universo de uno de los maestros del cine de terror, John Carpenter (recordemos que escribió el guión de la fallida remake de Asalto al Precinto 13). Esta vez reincide de la mano de Platinum Dunes, la tristemente célebre productora de Michael Bay. Un futuro anárquico, una sociedad distópica, un encierro autoimpuesto y una atmósfera agobiante son elementos siempre presentes en la obra del reconocido director independiente, sobre los cuales se construye un universo con entidad propia y una contundencia innegable.

La Noche de la Expiación se encuentra exactamente en las antípodas de la propuesta estética y narrativa de Carpenter, presentándonos una premisa interesante aunque desarrollada de forma torpe y descuidada. La historia nos sitúa en el año 2022 en una sociedad con bajísimos niveles de criminalidad y marginalidad. La clave del éxito es “la purga”: una noche al año y durante doce horas, todos los crímenes están permitidos, el Estado retrocede en su deber punitivo y los ciudadanos son libres de hacer  lo que deseen sin asumir luego las consecuencias de sus actos. En este contexto una familia tipo se prepara para ver por circuito cerrado la matanza que se desarrollará en el coqueto barrio en el que viven. El patriarca James Sandin (Ethan Hawke) ha acumulado una pequeña fortuna a partir de la venta de sistemas hogareños de seguridad. A su lado se encuentra su esposa Mary (Lena Heady), su hija adolescente Zoey y el hijo pequeño Charlie. Así las cosas, la noche de la purga comienza y todo parece marchar sobre rieles hasta que el niño brinda asilo a un fugitivo que intenta salvarse de una muerte segura (el cual, casualmente, es negro).

La honorable familia recibirá la visita de un grupo de jóvenes que reclaman a su inesperado huésped bajo amenaza de destruir la casa y eventualmente asesinarlos. Este grupo esta comandado por un líder carismático, tal vez lo más contundente de la cinta, interpretado por Rhys Wakefield, un joven universitario que no dudará en descargar toda su crueldad si sus demandas no son satisfechas. De a poco el film abandona ese truncado clima de opresión, que jamás llega a concretarse, para transformarse en una burda entrega del subgénero de terror conocido como “home invasion”, aunque con rasgos muy simplones.

En definitiva, La Noche de la Expiación es un film fallido que parte de una premisa interesante convirtiéndola a la larga en un ejercicio aburrido y trivial. Estamos ante una mirada burguesa sobre los límites de la violencia institucionalizada, el abuso de armas y la moral doblegada por el bienestar económico. Lamentablemente todos estos tópicos se pierden en un film que -haciendo honor a su nombre- debería ser purgado…

calificacion_2

Por Marisa Cariolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS