A Sala Llena

La Profecía del 11-11-11

La Profecía del 11-11-11 (11-11-11, EEUU 2011)

Dirección y guión: Darren Lynn Bousman. Producción: Loris Curci, Richard Heller, Christian Molina y Wayne Allan Rice. Elenco: Timothy Gibss, Michael Landes, Wendy Glenn, Denise Rafter. Distribuidora: Doble E. Duración: 109 minutos

La Profecía del 11-11-11 narra la historia de Joseph, un escritor ateo, que cuenta con una enorme legión de fans a lo largo del mundo. Perturbado por la terrible muerte de su hijo y esposa, sufre un accidente automovilístico exactamente a la misma hora, 11:11. Como si no fuera poco, recibe la llamada de su hermano Samuel, de profesión sacerdote, para que viaje a España, y así estar juntos ante el inminente destino de su padre ante una enfermedad, estando cercana la fecha del 11 de noviembre del 2011.

El gran fallo del film radica en su mediocre guión, a cargo de Darren Lynn Bousman (también director, proveniente de la saga SAW, mas precisamente de las entregas ll, lll y lV). No solo reiterándose constantemente en explicaciones innecesarias -escucharemos reiteradas veces que Joseph es ateo- , sino que también recurre a situaciones que rozan lo ridículo como el de una norteamericana ofreciéndole dólares a un español por un favor.

Otra de mis incomodidades ante el film es que ya simula ser una marca registrada de la saga de Jigsaw la explicación símil video clip en los últimos minutos para disipar todas dudas, intentando dar un aire inteligente al film pero que sólo recalca que no confía en la pericia del espectador para descubrir los trucos por sí mismo.

El trabajo de Lynn Bousman no solo es pésimo como guionista, sino también como director. El constante uso del ya molesto recurso del susto a través del ascenso indiscriminado de decibeles sonoros acompañado por alguna imagen grotesca en pantalla, recurso que ya no asusta a nadie, y que encima  se torna extremadamente previsible.
El intento de crear una atmósfera agobiante es lo más logrado del film, pero es una pena que el film no transcurra sólo en interiores, sino en todo un pueblo a las afueras de Barcelona, por lo que el buen trabajo de fotografía resulta redundante.

Combinar la obsesión por un par de dígitos con un film de terror sobrenatural es un tema ya tratado con igual resultado negativo en Número 23, pero en esta ocasión se llega a tal punto que los únicos números que terminarán interesando al espectador son los dígitos de las agujas del reloj para saber cuánto falta para que termine la película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS