A Sala Llena

La última vez (que me tiré a un precipicio)

 

 

La última vez (que me tiré a un precipicio)

Dirección: Mario Luis Marino Intérprete: Victoria Almeida Idea y Autoría: Victoria Almeida, Georges Lewis  Músicos: Martín Longoni, Maximiliano Padín, Omar Possemato, Andrés Reboratti Vestuario: Nani Nuñez Campos Diseño de vestuario: Victoria Almeida Diseño de luces: Gonzalo Calcagno, Omar Possemato Realización de escenografia: Sebastian Gonzalez Edición de sonido: Santiago Beer Video: Gonzalo Almeida Música original: Mauricio Mayer Prensa:  Simkin & Franco

 

No lo intenten en sus casas,  seguramente al caer al vacío veríamos pasar toda nuestra vida en lo que dure la caída. Esta payasa esta al borde del intento, no sabemos por que, pero cuando caiga veremos todo lo que fue y por ende lo que no fue también. 

No es la primera, pero esta es una obra que logra una buena utilización de los recursos extra actorales, logrando una muy buena interacción entre actuación, proyecciones, música y diseño sonoro.

La música original hace que ni bien entramos al teatro ya nos estemos sumergiendo en un universo extra cotidiano. Cuando aparece la actriz en escen,a este universo se magnifica gracias al trabajo físico  sumado a sutilezas como sonidos, onomatopeyas y hasta el vestuario nos adentra en una construcción ficcional completa, la amalgama entre la actriz y las proyecciones generan imágenes ilusorias casi cinematográficas, por momentos pareciera que estamos frente a escenas sacadas de una película de Tim Burton.

En este unipersonal nos encontramos con una clown más bien sombría sin perder ternura. El payaso de teatro no se debe solamente a la risa y en este caso se apela más a la sensibilidad que al humor, de todos modos las situaciones o la forma en que las atraviesa esta clown  y un texto bien logrado, cada tanto nos hacen reír.

La construcción clownezca por parte de la actriz es minimalista, por momentos introspectiva,  construye con gestos pequeños llevándonos a un encuentro intimista. Si bien es grato este estilo de actuación, podría precisarse algún cambio de tensión o una variación de energía para hacer más contundentes las imágenes creadas en la mente del espectador y a la vez para darle más vértigo a este viaje al borde del precipicio.
Vemos una actuación muy prolija con una muy buena coordinación con la puesta audiovisual. 

Como se hace en el programa entregado en el teatro, podemos citar a Seneca “No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos es porque no nos atrevemos que las cosas son difíciles” esta payasa se atreve mucho con la imaginación, podría atreverse a más con el lenguaje corporal, viendo la trayectoria de la actriz (Victoria Almeida ha obtenido los premios Maria Guerrero 2007 “Estímulo”, mención en premios Teatro del Mundo 2007 “Mejor Actriz” y ha sido nominada a “Revelación” en los premios ACE 2008 y por los premios Trinidad Guevara 2008) dan ganas de que esta clown salga más despeinada de esta caída al vacío,  que explote más en escena para  que los espectadores podamos sentir con mayor intensidad las emociones que suceden en este tirarse a un precipicio y así podría deslumbrarnos más, como lo hace a la hora de cantar (lo cual nos es casual al ver que en su curriculum figura ser vocalista del grupo “Los Twist”)

Si bien es un unipersonal podríamos ver como co-protagónico al trabajo que realiza el área de producción audiovisual y el resultado obtenido a partir de esto es lo que le da la particularidad y el toque distinto. Tanto  los asiduos al clown y los que no, pueden encontrar interesante a esta obra que deja diferentes vertientes para rescatar. 


Todo clown debería estar frente al precipicio, para hacernos acordar que el final esta a un pasito nomás, para festejar estar vivos y disfrutar cada momento ya sea alegre o no. Disfrutar el sentir, disfrutar hasta el último centímetro de cornisa y la caída también.


Esperemos que no sea la ultima vez que nos encontremos con un gran trabajo de producción, apoyado en ideas originales que dan lugar a una puesta interesante y a una actuación impecable.


Teatro: El Piccolino – Fitz Roy 2056 –

Reservas: 4779 – 0353

Funciones: Viernes 23:30 hs

Precio: $30 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →