A Sala Llena

Raúl Carnota + Teresa Parodi en Boris Club

Jueves 7 de junio 2012

Raúl Carnota: guitarra y voz

Teresa Parodi: guitarra y voz

Facundo Guevara: percusión

Oscar Juliano: guitarra

Dos gigantes del folclore contemporáneo, con una experiencia que enriquece la voz de la sabiduría, cada vez más ornamentada y repleta de historias viejas que se actualizan, se comparten y se difunden, nos llegan, las repartimos, lo popular volviéndose canción, llenándose de música, de colores, de texturas, suaves, ásperas, rasgadas de sentimientos que embellecen el paisaje cada vez que se plantan y se disponen a brotar lo eterno de sus corazones.

En esta oportunidad quisieron presentar el amplio repertorio que los une, que lo tiene a Raúl creador de melodías y a Teresa con su poesía, ambos coincidiendo en una dupla por demás efectiva, trayendo consigo una gran cantidad de anécdotas, risas, complicidades, historias. Aunque compartieron el escenario, sólo algunas canciones los unieron en voz y canto, como Apúrate JoséCoplas de amor y sueños, cuya letra es de Teresa y la música la compuso Raúl para el festejo del Bicentenario.

Teresa brilló, entre otras canciones, con el chamamé Mba e ´pa, Doña Froilana, cuya historia se remonta años atrás cuando Raúl le pasó una melodía para que ella escribiese la letra, y en un viaje a Corrientes Teresa vio en la TV una noticia que narra al comienzo de la canción : “según el decreto cuyo número consignáramos con anterioridad, los habitantes de este rancherío deberán ser trasladados a la Villa construida del otro lado de la ciudad, por razones de urbanidad, para preservar la higiene y evitar la promiscuidad”. Cuando el periodista le pregunta a una de las “beneficiarias” cómo estaba, ella empieza a contarle su tristeza por haber dejado su ranchito, su forma de vida, y pasar a estar ahora en medio del cemento, sin tierra para que anden sus gallinas… esto sensibilizó a Teresa tanto, que enseguida tuvo la letra resuelta. Otros de los puntos brillantes fueron Vuelvo y el galope de Tarumba.

Raúl también tuvo sus momentos de protagonismo con canciones como Pajaritos de colores, una zamba que  fue grabada para el disco de su amigo Oscar Traberniso, Carlitos Moderno, la litoraleña Mestiza y la Chacarera de la muerte, entre otras. Mientras Raúl interpretaba sus temas, Teresa lo contemplaba, disfrutando el momento de poder apreciar el arte de su compañero, lo mismo ocurría cuando ella ejecutaba sus canciones. Había una sintonía de inmensa amistad, lo mismo cuando compartían sus anécdotas, que las hay y muchas.

En la percusión los acompañó el inconfundible Facundo Guevara, de estilo tan propio, con su juego de matices y su batería latinoamericana, el hombre de los mil sonidos, que llena cada rinconcito con el toque oportuno, con combinaciones que da gusto escuchar. Y en la guitarra Jorge Giuliano, de amplia trayectoria en el folclore, un mago de cuerdas danzantes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →