A Sala Llena

Tocame y No Mires

alt

Tocame y No Mires

Dirección: Fernando Rosen. Producción ejecutiva: Rebeca Checa. Asistencia de dirección: Santiago Carmona. Vestuario: Laura Molina. Escenografía: Magalí Acha. Iluminación: Magalí Acha. Elenco: Florencia Michalewicz, Rodrigo Oses. Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin.

Fernando Rosen cuenta en esta oportunidad la historia de una ex pareja que re reencuentra después de un tiempo de estar separados. Es un relato de dos mundos individuales, de dos personas que son un depositario de sensaciones, sentimientos y sentires que eventualmente se cruzan con el otro en el camino de esta vida que les tocó.

A través de la danza contemporánea, la acrobacia, pocas palabras y una fuerte presencia de la música conocemos la intimidad de esos dos universos representados a través de una dualidad escénica. Todo está dos veces: dos camas, dos aros, dos caños, dos banquetas, dos personas que ayudan a acentuar el paralelismo.

La acrobacia tiene un valor central para la narración. La plasticidad de Florencia Michalewicz y de Rodrigo Oses deja con la boca abierta, incluso por momentos el público se llena de adrenalina y de la emoción del riesgo en los movimientos de Oses. Él se cuelga de los mástiles paralelos enfrentándose a la gravedad como si fuera un juego sencillo dejando sin respiro al público conmocionado con el riesgo y la perfección misma.

Durante la obra podemos verlos moverse juntos, a perfecto unísono donde se quiere representar estos reencuentros, furtivos o, no de la pareja. Uno busca al otro, se esconde aunque le da señales de su presencia. Luego vemos fragmentos de solos, allí Florencia monopoliza los aros y Rodrigo domina los caños para exteriorizar sus fantasías, sus deseos; la fuerza de sus cuerpos narrando la verdad de sus mundos.

A medida que avanza el espectáculo, la historia comienza a cobrar fuerza y entusiasma al espectador que se involucra en los sentimientos de los personajes y los empuja al reencuentro definitivo. Sin embargo, esta fuerza de la que hablo se disuelve acercándose los últimos minutos con un final abrupto que deja con esas ganas de más.

Recomendada sin dudar para quien valore las aptitudes físicas producto de la disciplina, esfuerzo y trabajo corporal; para quien quiera disfrutar de una dirección que logra un espectáculo donde la danza, la historia, la escenografía, la música y la acrobacia son condimentos que se mezclan para concebir un equilibrio perfecto.

Teatro: Espacio Aguirre- Aguirre 1270

Funciones: Sábado 22.30 hs

Entradas: $50 y $40

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →