A Sala Llena

0
0
Subtotal: $0,00
No products in the cart.

CRÍTICAS - CINE

Veredas

(Argentina, 2017)

Dirección: Fernando Cricenti. Guión: Fernando Cricenti, Roberta Galan, Ezequiel Tronconi. Elenco: Ezequiel Tronconi, Paula Reca, Julián Kartun, Alan Sabbagh, Paula Carruega, Mey Dupláa, Paloma Contreras, Ana Pauls, Natalia Señorales, Monica Lairana, Paula Castagnetti, Lara Pedrosa, Muñiz Sebastián. Producción: Omar Jadur. Distribuidora: Primer Plano. Duración: 71 minutos.

La causalidad

“¿Tu vida no tiene nada que ver con lo que soñaste?”, pregunta Fernando Bravo, por teléfono, en la primera escena de la comedia romántica argentina Veredas (2017) dirigida por Fernando Cricenti. La trama tiene por objetivo venerar lo esencial de la vida: los vínculos humanos mientras pivotea con el encuentro causal entre Federico (Ezequiel Tronconi) y Lucía (Paula Reca) que acaban de separarse de sus respectivas parejas y deambulan al pulso acelerado de sus pasos por las calles de la ciudad de Buenos Aires. Desde este escenario, Cricenti se pone al hombro el guión junto a Roberta Galán y Tronconi, y valiéndose de cámara en mano da rienda suelta a filmar múltiples situaciones enmarcadas en la legendaria frase “el mundo es un pañuelo”. La premisa se desarrolla en el marco de un atardecer y anochecer que comparte la dupla. Por momentos rememora la trilogía dirigida por Richard Linklater compuesta por Antes del Amanecer (Before Sunrise, 1995)Antes del Atardecer (Before Sunset, 2004) y Antes del Anochecer (Before Midnight, 2013). Sin embargo, encuentra vuelo propio en el slapstick psicológico, los gags y diálogos entre los protagonistas, quienes tienen una lección de vida cuando menos la esperan. ¿Existen las nuevas oportunidades?

Bajo este espíritu avanza el guión enmarcado en la screwball comedie, mientras transcurre la magia en una suerte de arco poético que sostiene la trama gracias a la simpleza narrativa y elenco magistral. Las actuaciones frescas, impregnadas de improvisación que convergen en el juego de seducción, es el leitmotiv de esta ficción, lineal. Él es un joven escritor; ella, arquitecta. Ambos viven en el mismo barrio y sienten no encajar con la vecindad ni la época, hasta que descubren, bajo una atmósfera de debate filosófico, el motivo que los unió en el espacio-tiempo. Esta atmósfera es acompañada fuertemente por una cámara que, a modo efecto invisible, invita al espectador a dar un paseo por el amplio abanico palermitano en escenas rodadas en el zoológico y el Rosedal, consiguiendo de manera eficaz captar lo bello de la practicidad, al tiempo que invita a tomar una lección sobre el lugar que ocupan en el universo.

calificacion_3

 

 

© Luciana Calbosa, 2017 | @LulyCalbosa

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Todos somos extraños

LEER MÁS →

Mi amigo robot

LEER MÁS →

Secretos de un escándalo

LEER MÁS →
Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestro Newsletter