A Sala Llena

Amenaza Roja, según Fernanda García Arroyo

¿Cuántas veces se ha visto en la pantalla grande a Estados Unidos como víctima y no héroe internacional en alguna guerra? Dan Bradley se basa en la película de Kevin Reynolds y John Milius, Red Dawn (1984), para traer una nueva obra de acción en la que Seattle es el escenario.

Amenaza Roja muestra una Corea del Norte que ataca sin escrúpulos a los americanos, invade sus tierras. De la noche a la mañana dejan de estar a salvo en su propio país. Sin embargo, Jed (Chris Hemsworth), un marino que volvió para visitar a su familia, formará un grupo junto a su hermano Matt (Josh Peck) para combatir al ejército coreano. Así, este grupo nombrado “wolverines”, clasificado por los invasores como terroristas, se forman para sobrevivir y recuperar su ciudad. Por supuesto, no puede faltar la historia de amor que irrumpe en momentos claves y la aparición de los rusos aliados a los enemigos.

Si hay algo para destacar de esta película, es el uso de la cámara y los planos. Es totalmente funcional a la historia; le da el dinamismo y tensión a la imagen necesaria para transmitir lo que viven los personajes minuto a minuto. Por supuesto, no se pueden dejar de lado los efectos visuales, verdaderamente logrados. Lo mismo sucede con la música: se encarga de enfatizar los momentos de mayor tensión y nerviosismo. De la misma forma funciona en aquellas pocas escenas en las cuales los personajes se relajan.

El factor sorpresa nunca falla. Dan Bradley lo entendió y lo aprovechó, pero no abusó. La película fluye, los personajes se diferencian el uno del otro pero se complementan perfectamente. El vestuario y maquillaje son los ideales. La fotografía impacta. Todo está fríamente calculado.

Si bien nos tienen acostumbrados a películas de acción donde las armas y el patriotismo norteamericano se llevan el rol protagónico, Amenaza Roja se para desde otro ángulo, y eso es lo que da la originalidad a la historia. El hecho de haber sido ellos atacados de improvisto, los pone en una postura frágil, algo que se ha evitado desde hace años.

Es una obra correcta, bien lograda, que cumple con lo que este género requiere: crear tensión, ansiedad y vértigo para entretener. Si bien no es la película del año, es digna de ser disfrutada en el cine con un grupo de amigos y no en el sillón de la casa.

calificacion_4

Por Fernanda García Arroyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS