A Sala Llena

Amour, según Tomás Maito

Cuando el cine lo es todo.

Todo puede llegar a ser cinematográficamente posible si viene de la loca y creativa mente del genial Michael Haneke, no por nada el alemán es uno de los realizadores más importantes del cine contemporáneo y uno de los pocos que mantiene un único y personal estilo de hacer cine. Con Amour, su nueva película, Haneke vuelve a demostrar toda su virtuosidad a la hora de filmar y su capacidad para crear las más intensas y fuertes situaciones que puede atravesar la desquiciada mente del ser humano. 

El film narra el trágico pasar de un matrimonio mayor, ya que ella (Emmanuelle Riva) queda parapléjica de su lado derecho y él (Jean-Louis Trintignant) en su afán de su ayudarla comienza a perder la cordura y empieza a experimentar los mas extraños pensamientos al ver que su esposa cada día va empeorando.

A parte de toda la grandilocuencia que Haneke propone en cada plano y movimiento de cámara para lograr una tensión desesperante, si hay algo que se destaca en Amour son las brillantes actuaciones del duo protagónico, y por si fuera poco, la película también cuenta con Isabel Huppert -actriz fetiche de Haneke – en el papel de la hija de ambos, la cual con una pequeña participación demuestra porque es una de las mejores actrices de la actualidad.

Totalmente lúcida, metafórica y llena de grandes climas que hacen que el hilo narrative sea desesperante, Amour es la nueva obra maestra de Haneke, la cual esta a la altura de sus mejores films como Funny Games y la sobresaliente La Profesora de Piano.

calificacion_5

Por Tomás Maito

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →