A Sala Llena

Canadá

alt

Canadá

Dirección: Alberto Antonio Romero. Co Dirección: Noelia Ferrario. Dramaturgia: Magdalena de Santo. Intérpretes: Yaiza Coty Ferreyra, Miguel Ángel Vigna, Gerardo Gerez, Matías Pellegrini Sánchez.

Apocalipsis 01

Cacerolas. Comercios destrozados. Un helicóptero despegando de la terraza de la Casa Rosada. Imágenes que la retina no olvida tan fácilmente. El pueblo cansado de que le metan la mano en el bolsillo salió a la calle. Falta poco para la Navidad y la Argentina está en crisis.

Usando como contexto este mini Apocalipsis que vivió el país durante una semana caótica donde pasaron 5 presidentes en 7 días, cuatro jóvenes marginales – por elección – sueñan con volar a Canadá.

Ambientada en una casa de barrio, una embarazada y tres amigos, todos posibles padres de la criatura se plantean como seguir con sus vidas, mientras que en el exterior el mundo se desmorona, los supermercados chinos son saqueados y las cacerolas suenan como sirenas de emergencia anunciando el fin del mundo.

La crisis se traslada del exterior al interior. El sometido calor, el reducido ambiente, el espíritu navideño y la necesidad de volar, lejos, escaparse es lo que transpira la obra de De Santo dirigida por Romero.

Un clima realmente asfixiante, donde los personajes gritan y no se escuchan mientras deciden que hacer con sus vidas. La violencia contenida durante meses explota en una secuencia casi sincronizada. Y lo que aparenta ser una típica comedia costumbrista, pronto se va convirtiendo en un relato surrealista, dramático que a pesar de todo no carece de verosimilitud.

La acumulación de conflictos podría jugar en contra de la propuesta de Romero; sin embargo, la manera en la que van apareciendo en forma paulatina, permite que el espectador digiera cada nueva idea que se va agregando a la anterior. Nada es lo que parece y no hay que juzgar el regalo por el empaquetado. La niña embarazada – soberbio trabajo de de Coty Ferryra – atraviesa diversos estados, a medida que el espectador se va informando de los desafortunados sucesos que la llevaron a esta crisis.

Crisis que vive todo el país, crisis de identidad de no saber quien gobierna, de no saber quién es el culpable de la criatura gestada.

Acaso uno de los mejores aciertos de la puesta en escena, es la existencia de un exterior. El fuera de campo es fundamental para maximizar el clima de inseguridad que se vive adentro y afuera. Como una película de muertos vivos, la comunidad se empieza a acercar a la intimidad de los personajes. Ni el amor clandestino, ni los sueños de un futuro mejor, pueden interceder ante la fatalidad.

Irónica, cínica, dramática, trágica, Canadá es una obra que se sostiene gracias a un clima intenso y denso, e interpretaciones ciclotímicas. Los protagonistas, pueden pasar de lo austero a lo exorbitado en pocos segundos. El elenco consigue transmitir con éxito fuertes sentimientos, estados realmente potentes para no salir indiferente de la sala Muñecas, que en su concepción hogareña se transforma en un sitio ideal para esta obra, que funciona como metáfora de un país que estuvo en llamas, a punto de explotar pero que no explotó, que tuvo muchos padres pero ningún dueño. La rebeldía y el miedo. Sensaciones que todavía quedan latentes hoy en día y que Canadá consigue exorcizar.

En el norte no se consigue…

Teatro: Muñecas Teatro (solo con reservas al [email protected])

Funciones: Sábados 21 Hs – Última Función Sábado 24 de Agosto.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →