A Sala Llena

Sanos y salvos

alt

Sanos y salvos

Idea y Dirección: Gerardo Hochman. Composición y Dirección musical: Omar Giammarco. Vestuario: Laura Molina. Iluminación: Gonzalo Córdova.  Producción Ejecutiva: Mariana Bisso – Mariana Markowiecki. Músicos: Manuela Weller, Delfina Zorraquín, Luis Díaz Muñiz, Nicolás Porley, Ariel Romeo. Acróbatas: Mariano Carneiro, Florencia Valeri, Virginia Molina, Rodrigo Oses, Gabriela Parigi, Cecilia “Mane” Stancato, Javier Davis, Pablo Morizio, Pablo “Kun” Castro, Camille Bastos, Clara Parada, Florencia Michalewicz. Prensa: Débora Lachter comunicación | prensa.

Músicos y acróbatas sobre el escenario. Un ensayo en vivo y en directo antes de que comience la función. El público se acomoda de a poco. Un personaje se mueve, emite sonidos extraños e interactúa con las personas. Las luces tenues que generaban un ambiente de intimidad se apagan. El show está por comenzar.

Al ritmo del “un, dos, tres, va” inicia el espectáculo. No es que haya una historia que contar, sino que todo gira en torno a varios sketchs de coreografías y números acrobáticos. Un hombre que se cree alguna especie de ave genera los mayores momentos de comicidad. Es él quien funciona como hilo conductor del espectáculo, tiene momentos propios e irrumpe en los ajenos.

En todo momento hay una interacción con el público, se lo hace partícipe. Desde una mirada, pasar por las butacas o hacerlos formar parte de una coreografía.

El recorrido por el escenario es completo: corren de acá para allá, se cuelgan del techo, salen del piso, trepan un caño y bailan sin parar. Sin embargo, no se logró una homogeneidad entre los actores. Hay números mejores que otros; en las coreografías grupales queda en evidencia la diferencia entre los bailarines y acróbatas. Los mejores sketchs acrobáticos son los individuales, aquellos en los que un objeto aparece en escena para complementar.

No obstante, hay algo que nunca falla: la música. Siempre en escena, los músicos son parte del show, nunca están en un segundo plano. Interactúan con los bailarines no sólo con sus instrumentos, sino también actoralmente. Percusión, cuerdas, teclado. Una fusión perfecta. Los sonidos que generan son acordes al espectáculo y lo que proponen.

Gerardo Hochman propone con la compañía La Arena un show distinto en el que es la expresión corporal es lo que importa. El diálogo no existe. Sólo un par de versos que permiten finalmente entender el mensaje del show. ¿Sanos y salvos de qué? ¿Del riesgo? No. Sanos y salvos de la humanidad, “de la bruta humanidad”.

Sanos y Salvos es una buena opción para complementar una salida familiar. Es un espectáculo entretenido y vertiginoso. Genera risas y asombro; una hora garantizada de mover el pie al ritmo de la música.

Teatro: Centro Cultural Konex – Sarmiento 3131

Funciones: Viernes 21 hs. – sábados 20 hs. – domingo 19 hs.

Entradas: $80 – $100 – $120

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

The Offer

LEER MÁS →

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS