A Sala Llena

0
0
Subtotal: $0,00
No products in the cart.

#CANNES77 | Diamant brut

#CANNES77 | Diamant brut

Diamant brut (Wild Diamond, en inglés) es el único film de la competencia oficial de Cannes dirigido por una debutante en la realización de largometrajes. Agathe Reidlinger registraba un antecedente en el festival con un cortometraje sobre las “cocottes” (J’attends Jupiter), como ella señaló durante la conferencia de prensa. Además de realizadora, ella es fotógrafa, pese a que la misma fue aquí confiada a Noé Bach.

En una consulta realizada, reconoció que el guion escrito por ella sufrió algunos cambios, sobre todo en las últimas escenas de su film. Prefirió centrarlo aún más en el personaje a que alude el título y que bien podría traducirse literalmente en castellano como “diamante en bruto”.

Malou Khebizi, actriz debutante que la interpreta, fue elegida en un casting, en parte, porque proviene del sur de Francia donde transcurre la historia de Liane. La ciudad se llama Frejus y su población, a diferencia de la vecina Saint-Raphael, está poblada por gente humilde y de pocos recursos.

Al inicio Liane recibe un llamado telefónico ante su pedido de un casting para un reality show de nombre Miracle Island. Una vez concluida la toma televisiva comenzará un largo periodo, donde no recibirá más llamados de la agenta a la que contactó. 

La iremos conociendo a través de su medio familiar modesto compuesto por Sabine (Andréa Bescond, única actriz algo conocida), una madre poco cariñosa y su hermanita menor. 

Igualmente la veremos frecuentando a un grupo de amigas de similar edad (18/19 años) y también cometiendo pequeños hurtos en supermercados, para vender los productos sustraídos.

Conocerá a Dino (Idir Azougli), fanático del motocross que trabaja en un taller de reparación de vehículos con su hermano mayor. Parte importante del metraje está dedicado a la relación que se establece entre ambos jóvenes.

Como señalara la directora, tanto Liane como Dino son almas puras, y en el caso de ella incluso virginal y “en búsqueda de un futuro mejor” que le permita abandonar la vida gris que lleva en su ciudad natal.

Prueba de su inocencia es una escena en que viaja en tren (hay varias oportunidades en que se desplaza por dicho medio) a Montecarlo y acepta bailar en privado para tres personas bastante mayores a cambio de dinero. Claramente ella no está pensando en prostituirse, sino simplemente hacerse de algún dinero que no le sobra, como se comprueba cuando uno de los tres que la llevan a una habitación intenta propasarse.

Se ha comparado a su film con otros anglófonos como Fish Tank y How to Have Sex, el primero de los cuales, como Reidlinger admite ha ejercido cierta influencia en su realización. La diferencia y que ella admite intentó enfatizar es la tristeza que por momentos transmite su personaje central, un ser puro y bello, pero con esperanzas de una vida mejor.

(Francia, 2024)

Guion, dirección: Agathe Riedinger. Elenco: Malou Khebizi, Idir Azougli, Andréa Bescond, Ashley Romano, Alexis Manenti. Producción: Priscilla Bertin, Judith Nora. Duración: 103 minutos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestro Newsletter