A Sala Llena

De Óxido y Hueso (De Rouille et d’os)

(Francia/ Bélgica, 2012)

Dirección: Jacques Audiard. Guión: Jacques Audiard y Thomas Bidegain. Elenco: Matthias Schoenaerts, Marion Cotillard, Armand Verdure, Céline Sallette, Corinne Masiero, Bouli Lanners, Jean-Michel Correia, Mourad Frarema, Yannick Choirat. Producción: Jacques Audiard, Martine Cassinelli y Pascal Caucheteux. Distribuidora: Independiente. Duración: 120 minutos.

Por un lado, Alain (Matthias Schoenaerts), un luchador de kickboxing que aspira a grandes logros pero que debe criar a su pequeño hijo, vivir con la familia de su hermana y subsistir con distintos trabajos. Por otro, Stéphanie (Marion Cotillard), una entrenadora de orcas que pierde las piernas en un accidente durante un show. Dos personas apaleadas por la vida, que comienzan una relación. Extraña, pura, a veces amistosa, a veces sexual, pero relación al fin.

Después de Un Profeta, Jacques Audiard regresa con una historia intimista sobre personajes en los peores momentos de sus vidas, que sin embargo se esfuerzan por dar pelea. Un drama con vigor cinematográfico, que tiene como puntos más altos las actuaciones de los protagonistas, que atraviesan desafíos físicos y emocionales.

El belga Matthias Schoenaerts se ve comprometido en un papel intenso: Alain es mal padre, hace muchas cosas de manera equivocada pero se niega a renunciar a su pasión, no importa si lo lleva a vincularse con personajes oscuros. Un actor que recuerda a su también muy talentoso compatriota Jérémie Renier. En cuanto a Marion Cotillard, logra una de las mejores interpretaciones de su carrera. Además de ser una de las mujeres más hermosas que supo darnos la pantalla grande, es muy convincente como la atormentada Stéphanie. Un trabajo que casi le vale una nominación al Oscar, premio que ganó en 2008 por interpretar a Edith Piaf en La Vie en Rose.

También vale destacar el uso de los efectos especiales a la hora de mostrar a una Marion sin piernas y con prótesis. Remiten a lo hecho con Gary Sinise en Forrest Gump, aunque ahora la tecnología digital avanzó mucho más y el resultado es aún más logrado. La película incluye una muy buena banda sonora, compuesta por temas de Bruce Springsteen, B-52’s y Katy Perry, entre otros, que contribuyen a reforzar determinadas secuencias. De Óxido y Hueso es una film fuerte, duro, que no llega a caer en golpes bajos (pero pasa muy cerca). Hay que digerirlo, pero nunca dejar de verlo.

calificacion_4

Por Matías Orta

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS