A Sala Llena

El Sorprendente Hombre Araña 2, según Martín Chiavarino

La esperanza arácnida.

La segunda parte de la nueva versión del Hombre Araña continúa la búsqueda de respuestas por parte de Peter Parker (Andrew Garfield) sobre la muerte de sus padres y su trabajo como científico para la corporación de Norman Osborn. Debido a una rara enfermedad, Osborn muere y su resentido y joven hijo, Harry (Dane DeHaan), hereda el imperio y se entera de que la enfermedad de su padre es genética y él también morirá de lo mismo.

Tras humillar a la junta ejecutiva y tomar control de la empresa, Harry, antiguo amigo de Peter, descubre que las investigaciones del padre de Peter, Richard Parker (Campbell Scott), lo pueden salvar y toma la resolución de obtener por las buenas o por las malas la sangre del Hombre Araña, convencido de que esta lo curará.

Mientras tanto, Peter Parker se debate entre su amor por Gwen (Emma Stone) y la promesa que le hizo a su moribundo padre en la primera parte, de que se alejaría de ella para protegerla. Entre extraordinarias escenas de acción y efectos especiales espectaculares en cámara lenta para justificar el formato 3D, el Hombre Araña caza criminales y salva personas contando chistes con una verborrea y agudeza excepcionales para el chascarrillo ocurrente.

A todo esto se suma el mortal accidente que sufre Max Dillon (Jamie Foxx), un empleado de las industrias OsCorp que diseñó los planos de una nueva central eléctrica para Nueva York y que cae en una fuente repleta de anguilas eléctricas modificadas genéticamente para experimentos secretos, lo que genera que se transforme en Electro, un supervillano que se alimenta de electricidad y deja sin luz a la ciudad.

El personaje del Hombre Araña es uno de los superhéroes más queridos por el público por su condición de joven huérfano de buenas intensiones en una encrucijada. En esta oportunidad, no se hace tanto hincapié en la responsabilidad que acarrea el poder sino en la soledad de los superhéroes, el peligro que pende sobre los seres queridos y la imposibilidad del amor debido a su condición de vigilante enmascarado. El Sorprendente Hombre Araña 2 nos vuelve a traer una actuación fenomenal de Sally Field como la Tía May, un cariñoso personaje secundario que con su arduo trabajo como enfermera mantiene a Peter Parker. El resto de elenco también realiza un buen trabajo en una historia muy recargada pero ágil.

A pesar de la saturación de historias de superhéroes, el Hombre Araña logra construir su propio mundo sobrenatural en el que su condición de vigilante contrariado -pero fascinado a la vez- prevalece en una constante tensión que lo acosa fuera de las escenas cómicas y de acción que conforman la “trama seria” de la película. Aparentemente el nuevo capitalismo nos ha dejado sin la esperanza de un mundo mejor, pero por suerte con una pequeña dosis de superpoderes la podemos recuperar por al menos un par de horas…

calificacion_3

Por Martín Chiavarino

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Dead for a Dollar

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →