A Sala Llena

El Vagoneta en el Mundo del Cine

alt

El Vagoneta en el Mundo del Cine (Argentina, 2011)

Dirección: Maximiliano Gutierrez. Elenco: Nicolás Abeles, Silvina Luna, Gastón Pauls, Guillermo Francella, Axel Kuschevatzky, Gabriel Goity, Jean Pierre Noher, Karina Jelinek. Duración: 95 minutos.

Es curioso poner la combinación o el amalgamiento de medios como uno de los ejes principales para analizar El Vagoneta. Porque en definitiva, filmar para internet no supone a priori un lenguaje narrativo distinto. La serie “Combinaciones” hecha para la página del diario La Nación no es ni mas ni menos televisiva o cinematográfica por estar realizada para un tipo de medio. Uno pensaría que la red de redes, en su morfología anárquica, permite todavia transitar la cultura por el dudoso filo de la frase “por amor al arte” y sin embargo toda creación posee un interés intrínseco. La micro-serie El Vagoneta se puede ver en vxv.com pero la película sólo en cines.

En todo caso, es probable que el destino de una obra pueda liberar tensiones a la hora de producir y crear y esto es lo que se ve en la opera prima de Maximiliano Gutierrez. Basado en el (los) capítulo El cartel, El Vagoneta narra episódicamente y repitiendo la fórmula del humor en forma sistémática, las desventuras que los cuatro amigos de siempre, viven desde 2008.

En pos de no laburar nunca más, esta vez Matías, Walter, Roma y Ponce deciden colocar un cartel para conseguir empresas que pongan publicidad y los salve de laburar para siempre. El fantasma del mainstream se convierte entonces en el núcleo sobre el que gira el humor al estilo National Lampoon o Mad pero un poco mas enjuagado en corrección política.

La película se apoya en el vínculo de estos cuatro perdedores. Durante los títulos se establece no sólo el cuadro de situación; sino una relación sólida cuya empatía con el espectador es la del loser simpático.

Todo está bastante claro y como el éxito de un chiste depende de quién lo escucha, el problema es nuestro nomás. No por eso dejamos de señalar una decisión dubitativa con el montaje que atenta, por momentos, con el remate de los gags. Extraño, considerando que los capítulos en la web tienen un timing logradísimo. Sobre todo porque estirar 4 minutos contundentes para hacer 107 es, como mínimo arriesgado en función del agotamiento de los planos o la redundancia de las situaciones.

Fuera de estas observaciones, El Vagoneta ofrece una frescura poco habitual en nuestro cine, por la innumerable cantidad de cameos que van desde Guillermo Francella a Pocho, La Pantera y un guión que va coqueteando con el humor entre lo naif y lo ridículo.
alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →