A Sala Llena

Fin

Idea: Gonzalo Hernán Rodolico. Dirección: Gonzalo Hernán Rodolico. Escenografía: Gina Michienzi. Iluminación: Pablo Calmet. Producción musical: Adrián Yannattone. Actúan: Polly Bouquet, Federico Castellacci, Nuria Dul, Agustín Maggi, Feña Ortalli, Luciana Azul Pasquette, Lucas Sollazzo.

Suele utilizarse la palabra improvisado para definir algo solucionado fácilmente, al pasar, con pocos recursos. La improvisación teatral está lejos de esa definición, el improvisador además de actuar (como si esto fuera poco) tiene que ocuparse de cuestiones dramatúrgicas, de dirección y todo al instante.

Es cierto que frecuentemente muchos espectáculos de improvisación recurren a relucir la técnica, mostrando lo espontáneo del asunto, apuntando mayormente a la comicidad, viéndose a los actores ocupándose de mostrar sus ocurrencias descuidando los demás aspectos de la creación, no es el caso de esta obra, de hecho cuesta creer que es improvisada.

Un actor interpreta a un escritor, el resto del elenco interpreta a personajes que a la vez interpretan a otros personajes, personajes que serán los protagonistas de la obra y al mismo tiempo del libro que está escribiendo dicho escritor.

Vemos lo que le va pasando al escritor en carne y hueso mientras escribe, lo cual podríamos llamar plano real en superposición con el plano imaginario, la proyección de lo que este va pensando, representado por prototipos, los seres imaginarios que van a atravesar la ficción, caracterizándose, actuando, dialogando entre si, opinando de la historia que se esta creando y hasta interpelando al escritor.

Los actores también musicalizan la obra con instrumentos, cantando, amplificando las emociones y el clima que se esta atravesando en la escena.

Así es como se conciben varias capas de lectura, la del ser real, la de cada personaje que imagina y la del papel que lleva a cabo cada uno de los personajes. La sumatoria de estas da como resultado el todo, añadiendo otra capa de lectura que engloba al resto.

Podríamos ejemplificarlo con una mamushka, si le pasa algo a la mamushka  superior afecta a todas las que están dentro. Y aunque no se vea por fuera si se modifica alguna de las de adentro el todo ya no será lo mismo.

Es así como la obra genera una metaficción jugando con la relación entra la ficción y la realidad, lo complejo de esto se vuelve conciso cuando la atención y la tensión se fijan en la actuación.

La estructura planteada resuelve algunas cuestiones, la forma del espectáculo da rienda libre a los actores para darle el contenido, llenándolo de juego actoral, dando lugar a que se puedan abordar distintas emociones pudiendo lograr desde situaciones graciosas hasta conmovedoras.

Como espectadores podemos apreciar esta ficción multicapa centrada en el relato que se va creando, ampliando el análisis podemos observar que la obra plantea una forma profunda de improvisar, de hacer teatro en Fin.


Teatro:
El Piso – Hidalgo 878

Funciones: Viernes 23:30 hs

Entradas: $ 80

calificacion_4

 

Por Jonathan Sassón

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Merlina (Wednesday)

LEER MÁS →

Noche sin paz (Violent Night)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS