A Sala Llena

La Parka…el musical

La Parka…el musical

Dirección: Diego Corán Oria. Autoría: Diego Corán Oria, Federico Scarpelli. Puesta en escena: Diego Corán Oria. Dirección vocal: Carlos Perez Banega. Producción ejecutiva: Martín ArcidiáconoCoreografía: Seku Faillace. Diseño de vestuario: Valeria Glotzer, Lucia Govea, Tadeo Jones, Roberto Peloni. Diseño de escenografía: Tadeo Jones. Música original: Jorge Soldera. Letras: Diego Corán Oria. Elenco: Jessica Abouchain, Evelina Bubillo, Ezequiel Carrone, Micaela Castelotti, Federico Fernández Wagner, Juan Gentile, Angel Hernández, Luciana Larocca, Esteban Masturini, Juan Mende, Emmanuel Robredo Ortiz, Roberto Peloni, Ana Rodriguez, Facundo Rubiño, Jennifer Trabilsi. Coros: Roberto Peloni, Carlos Perez Banega. Iluminación: Facundo Rubiño. Prensa: Facundo Rubiño.

Livin’ la muerte loca

Un joven tenista quiere recuperar a su novia de los taimados brazos de la muerte, tras perderla, inesperadamente, en  un accidente de tránsito. Pero poco sabe él -y nosotros- sobre lo que encontrará en las oficinas del extraño bureau de la muerte. Entre muchas vicisitudes, el joven deberá someterse a un entretenido pero implacable juego de preguntas y respuestas, que será la única esperanza que le ofrecerá la Parka para rescatar a su amada.

El universo de La Parka está muy lejos del imaginario estereotipado que rodea al misterio más grande de nuestra existencia. Nada de capas negras, nada de seres sin rostros, nada de guadañas amenazantes. Esta Parka es un entrañable personaje kitsch, una especie de divo trash,  amante de la “pinturita fluorescente.” Y a este insólito ser, lo rodean seres tan extraños como humanos, tan alienados como vivos. Entre ellos, los personajes del Ahorcado y el adorable Gladiolo, funcionan eficientemente como dos grandes anfitriones de esta imperdible fiesta posmoderna.

Entre composiciones musicales exquisitas (como Más simple y más sencillo, y el inolvidable Cáncer Rock) y un texto de agudísima comicidad, nos tropezamos con nuestros más íntimos e incómodos interrogantes: el sentido de nuestra existencia, el fantasma de “la nada”, la pérdida y la vida como antesala de la absurda muerte. Casi sin darnos cuenta, la pieza nos expone a una teoría de la que difícilmente podamos hacernos cargo: cuando uno elige cómo vivir, está eligiendo cómo morir.

La Parka es, para quienes amamos el teatro, una de esas obras que marcan comienzos; una verdadera bisagra. Luego de una experiencia cercana a la muerte, Diego Corán Oria, se atrevió a sublimar la vivencia y, junto a Federico Scarpelli, logró llevarla al límite de lo absurdo. Y en esta propuesta, lo que no faltan son novedades: es un musical sin fórmulas foráneas, sin tapujos temáticos ni formarles, con la oportuna irreverencia de lo bello y con la aliviadora frescura de lo nuevo.

El elenco es efectivo y parejo, con buenas voces y grandes bailarines. Sin embargo, resulta necesario un apartado especial para la interpretación de Gladiolo, a cargo de Facundo Rubiño. Su trabajo en La Parka es la compleja composición de un ser abyecto, y el talento del actor reside en plagarlo de ternura, patetismo y comicidad. Rubiño devela -de principio a fin- una agudísima intuición actoral y una gran versatilidad técnica (en el dominio corporal y vocal). Un trabajo consagratorio de un joven artista que llegó para quedarse.

La Parka: una propuesta imperdible e imprescindible. Una necesaria reflexión sobre el sentido de la vida. Una oscura y cómica celebración de la muerte. En fin, un desborde de teatro.

Teatro: Tabaris –  Corrientes 829

Funciones: Lunes – 21:00 hs

Entradas: desde $50

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...