A Sala Llena

Metallica Through the Never (Imax 3D)

Metallica Through the Never (Imax 3D) (Estados Unidos, 2013)

Dirección: Nimród Antal.
Guión: Nimród Antal y Metallica.  Producción:
Charlotte Huggins, Adam Ellison y Metallica.
Elenco: Dane DeHaan,
James Hetfield, Robert Trujillo, Lars Ulrich, Kirk Hammett, Kyle Thomson,
Mackenzie Gray.
Distribuidora: Distribution Company.  Duración: 92 Minutos.

Una
especie de monstruo.

¿Te perdiste de verlos en River en
2010? ¿Te molestó que no vinieran por estar estresados en 2003? ¿Ya no te
bancas un pogo? ¿No te copa ver un show en vivo porque el sonido puede no ser
tan bueno para lo exagerado del precio de una entrada? Through the Never es para vos. Y si simplemente sos un fan
incondicional, que compra todos sus discos, piratea todos sus DVDs y se los
aprende de memoria, rasguido a rasguido, riff a riff, rulo a rulo, mohín a
mohín, Through the Never es para
vos. ¿Acaso solo te gusta Metallica y verías un concierto de ellos? Through the Never es para vos.

Ya que estamos en el cálido ámbito del
rock, saquémonos las caretas: Through the
Never
, la nueva película de Metallica (convengamos que Some Kind of Monster, aquel documental de 2004, ya era una película
de Metallica) tiene una pequeña parte ficcional que enmarca la música, pero no
deja de ser un atronador y espectacular concierto filmado especialmente para este
filme en varias fechas de la banda en un estadio cubierto de Vancouver, Canadá.
Los miembros del cuarteto más famoso del metal y el director de este filme,
Nimród Antal (Depredadores, 2010; Kontroll, 2003) se unieron para
escribir una pequeña historia que se va intercalando entre las impresionantes
imágenes de los shows. En ella vemos a Trip (Dane DeHaan, que parece el hijo
adolescente de Leo Di Caprio), un plomo al que le asignan una misión urgente
que se va complicando en una ciudad desierta y apocalíptica. No tiene realmente
importancia que la historia deje mucho que desear, que entre los cinco no se
les haya caído una sola idea, porque acá lo único que debería importar es el
show: meterse en el escenario (¡y qué escenario!) mientras James, Lars, Kirk y
Robert hacen lo suyo, en un espectáculo con enorme producción (luces, rayos,
escenografía, fuego, incontables proyecciones, etc.), en el marco de un filme
pensado para la pantalla y principalmente el sonido de una sala IMAX. Es el
sueño del pibe: encerrarse en una habitación con el equipo al mango y revolear
la cabeza. Solo que tenés que ser muy afortunado para lograr esta calidad de
sonido en la pieza, pibe.

La excusa ficcional no es más que eso,
una justificación para darle al público -que ya vio los tantos DVDs de los
conciertos- un motivo más para acercarse a la sala o explorar a la banda en
vivo. Un guión muy corto, con una historia prácticamente nula, “surreal” como indican
desde la gacetilla oficial, solo tiene virtudes estéticas y videocliperas para jactarse,
con lo cual el desarrollo del concierto no se ve afectado. El show no es solo
un gran concierto desde el punto de vista musical –echen un vistazo a la
excelente elección de temas-, sino que también es visualmente impactante, tanto
desde lo que se ve en efectos sobre el escenario como en lo que se toma de cada
puesta de cámara, bien elegida en cada ocasión para brindar dinamismo, sin
abusar del movimiento y hasta deteniéndose en pequeños detalles para darle un
tono más íntimo y real a las tomas.

En conclusión, Through the Never es un estupendo recital de la banda, filmado
inteligentemente, enmarcado en una historia olvidable pero que no molesta, y
que se exhibe en salas digitales 3D lo que permite que la calidad audiovisual
se aproveche aún mejor. En pocas palabras, si llegaste hasta la sala, vas a
hacer fuerza para no hacer pogo cuando los acordes empiecen a sonar.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →