A Sala Llena

Nieva en Benidorm (It Snows in Benidorm)

Nieva en Benidorm, de la realizadora catalana Isabel Coixet, es un relato dividido en doce capítulos cortos sobre Peter Riordan (Timothy Spall), un banquero gris y rutinario de Manchester aficionado a la meteorología. El film comienza narrado por la voz en off del protagonista con algunas de sus impresiones acerca de la vida, partiendo de la idea de que “no se puede confiar ni en el clima ni en la gente”. Dueño de una austera rutina, su vida da un vuelco en el momento en que deciden prejubilarlo. Derrotado por el sistema se encuentra desorientado y decide visitar a su hermano Daniel, a quien no ve desde hace más de una década.

A partir de la llegada del protagonista a la Costa Blanca, la narración tomará elementos del género neonoir para introducir al espectador en una ciudad de contrastes en la que Peter ve revolucionado su pequeño mundo: desde el clima soleado hasta el exaltado ánimo de turistas y jubilados que frecuentan sus estrambóticas atracciones. Desorientado hasta el punto de sentirse mal físicamente, se deja cegar por el sol alicantino.

Coixet hace uso de un McGuffin para avanzar con un relato que oscila entre la intriga policial y la comedia romántica pero no parece tener la necesidad de  definirse por ninguna de ellas. Introduce personajes caricaturescos que acompañan al protagonista en su errática estadía, siendo el principal la socia de Daniel, Alex (Sarita Choudhury), objeto de su deseo. Marta (Carmen Machi), una oficial de policía obsesionada con Sylvia Plath, le otorga el toque de comedia mediante la ávida narración de anécdotas sobre los días de la escritora en Benidorm. Esto alimenta el enamoramiento de Peter hacia lo desconocido. Lucía (Ana Torrent) opera como mero testigo de diferentes charlas mientras realiza tareas de limpieza sin siquiera quitarse los auriculares que la abstraen de un mundo en el cual parecería no querer estar. La propia ciudad de Benidorm es otro de los personajes: encandila con su belleza (algo artificiosa) de día e invita a disfrutar de la noche con sus luces de neón.

La realizadora elige un escenario tan atípico como particular en el cual la incomodidad y la soledad de sus personajes desentrañan, mediante escuetos y medidos diálogos, una temática recurrente en su filmografía: la dificultad de comunicación en las relaciones interpersonales. Peter y Alex, a pesar de sus claras diferencias, encuentran en el otro algún tipo de refugio emocional. Coixet explora la melancolía de sus personajes contrastada mediante largos planos generales de las playas y los rascacielos como si se tratase de una publicidad, dando pinceladas de una ciudad improbable. El aura de Plath está presente durante la segunda parte del film, impreso de una nostalgia por un mundo que ya no existe.

El relato de más de dos horas de duración no deja ninguna conclusión servida al espectador. La directora se encarga de enfatizar a través de diferentes voces la crítica social, desde la especulación inmobiliaria al Brexit. Sin embargo, para no alejarse de su impronta, resalta como nota final la necesidad de darse segundas oportunidades en la vida.

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(España, Reino Unido, 2020)

Guion, dirección: Isabel Coixet. Elenco: Timothy Spall, Sarita Choudhory, Carmen Machi. Producción: Agustín Almodóvar, Pedro Almodóvar, Esther García. Duración: 117 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS