A Sala Llena

Te Amaré por Siempre

Te Amaré por Siempre (The Time Traveler’s Wife, EEUU, 2009)

Dirección: Robert Schwentke. Guión: Bruce Joel Rubin; basado en la novela homónima de Audrey Niffenegger.  Producción: Brad Pitt y Dede Gardner. Elenco: Rachel McAdams, Eric Bana, Ron Livingston, Jane McLean y Arliss Howard. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 107minutos.

Robert Schwentke como director y Brad Pitt como productor presentan Te Amaré por Siempre, una historia de amor protagonizada por Eric Bana y Rachel McAdams, que pese a sus efectos especiales y saltos temporales se nos antoja bastante desapasionada.

A causa de una anomalía genética, Henry, se ve obligado a un eterno ir y venir en el tiempo que le impide gozar de una existencia normal y poder vivir en plenitud su amor con Clare. Aún así, ella lucha denodadamente por mantenerse juntos, segura de que están destinados a estar unidos desde siempre.

Basada en el best-seller The Time Traveler´s Wife, de la escritora norteamericana Audrey Niffenegger

—publicado en el 2003 con una inmediata repercusión en el mundo literario—, está película cuenta con la adaptación cinematográfica de Bruce Joel Rubin, guionista de obras como Ghost: la Sombra del Amor e Impacto Profundo, entre otras.

Bana y McAdams apenas si se destacan por un trabajo pudoroso, pero poco entusiasta. Es como si el encanto que tuvieran por separado en otras producciones se viera ahora debilitado actuando juntos.

En esta curiosa fusión —que se viene repitiendo en el último año— entre romance y ciencia ficción, no hay emoción ni grandes sorpresas dramáticas que la salven de una indiferencia inminente.

Es innegable que las historias de amor que se vienen produciendo, se inscriben o bien, dentro de las comedias basadas en situaciones delirantes, que pretenden vestirse de reales (a lo que a diálogos se refieren) y que no dudan en recurrir al mal gusto y a cierta (cuando no obvia) procacidad; o bien, se acomodan en el grupo de las dramáticas, que pecan de sonsas y lacrimosas, y en su gran mayoría son bastantes predecibles.

Te Amaré por Siempre no queda fuera de esta última receta, olvidando que en el cine la historia no lo es todo, aún cuando esta salga de un libro exitoso.

[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →