A Sala Llena

Tierra del Fuego

alt

Tierra del Fuego

Dirección: Daniel Marcove. Dramaturgia: Mario Diament. Escenografía e Iluminación: Tito Egurza. Vestuario: Daniela Taiana. Música: Sergio Vainikoff. Producción Ejecutiva: Pablo Silva. Elenco: Miguel Jordán, Alejandra Darín, Pepe Monje, Elena Petraglia, Juan Carlos Ricci, Ricardo Merkin. Cantante Soprano: Ana Moraitis. Prensa: Simkin y Franco.

El conflicto entre Israel y Palestina. Un tema que tristemente parece no acabar y seguir vigente dejando cada vez más víctimas inocentes en el camino.

La obra refleja el encuentro entre Yael  y Jazán. Yael, (A.Darín) es una mujer judía que de joven sufrió un ataque “terrorista” donde salvó su vida. En cambio, su amiga, murió en el acto. Jazán ha sido el responsable de lanzar esa bomba y se encuentra en prisión en Londres desde el hecho.

La obra somete a cuestionamiento a ambas partes, dejando en claro que los civiles no deben padecer estas matanzas y en un fuerte intento por encontrarle una solución pacífica al conflicto.

Estos personajes argumentan su conducta con firmes sustentos y gracias a un excelente texto, demostrándonos que todas las partes tienen su lado de razón y las cosas pueden variar de acuerdo a de qué lado se miran los hechos y que historia ha vivido cada uno. También otorga un manto de piedad hacia los palestinos, que están defendiendo su territorio, que son encarcelados cuando defienden la causa y que matan civiles al igual que el ejército israelita. Este ejército israelí, además cuenta con apoyo de las Naciones Unidas y Estados Unidos.

Yael intentará entender las razones de los palestinos, aunque esto le haga padecer cuestionamientos y juicios de moral por parte de su colectividad, presiones por dejar de investigar, el abandono de su marido, etc… Ella es una mujer valiente y busca activamente construir un futuro distinto y en paz para sus hijas. ”Es mucho más fácil odiar que amar” dice.

Jazán ha tenido una vida muy dura desde niño. Ha vivido en un campo de refugiados, vió el terror de cerca, perdió a su familia y se llenó de odio hacia los judíos. “La bomba no era para ustedes, sino para lo que representan” dice. Admite haber cambiado acerca del uso de la violencia, no de convicciones, y le pide a Yael una carta para poder tener la oportunidad de vivir fuera de prisión. Se arrepiente de lo que ha hecho.

Yael se encuentra en la difícil posición de decidir si colaborar con quien ha intentado matarla o no darle la oportunidad de que rehaga su vida.

Estos personajes van a recibir la opinión del padre y marido de Yael, el abogado de Jazán y  la madre de la joven fallecida.

La obra es interesante desde lo documental, lo interpretativo, y el modo de tratar de resolver un conflicto que parecería no tener solución. Lo mismo se puede traspolar a otras situaciones. Cómo a veces los hombres se encuentran metidos en una guerra que no les corresponde, cómo el afán por el territorio, que tiene que ser “ese” territorio, ha llevado a morir a tanta gente.

Alejandra Darín está muy sólida en su actuación y se muestra totalmente comprometida con su papel. Su personaje no sale en ningún momento de escena.

El encuentro entre los “unos y los otros” resulta conmovedor y llama a la reflexión y la toma de cartas urgentes en el asunto.

Teatro : El Tinglado – Mario Bravo

Funciones: Sábados y Domingos 20 Hs

Entradas: $120

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →