A Sala Llena

Villegas

(Argentina/ Holanda/ Francia, 2012)

Dirección y Guión: Gonzalo Tobal. Elenco: Esteban Bigliardi, Esteban Lamothe, Mauricio Minetti, Paula Carruega, Lucía Cavallotti. Producción: Benjamín Doménech, Santiago Gallelli y Juan Villegas. Distribuidora: Primer Plano. Duración: 98 minutos.

Esta ópera prima de Gonzalo Tobal cuenta con varios aciertos y convierte a su joven director en una promesa interesante del cine argentino. De hecho este film acaba de ser confirmado para presentarse en una de las secciones de Cannes. Una de estas buenas decisiones es la elección como protagonistas de dos de los actores más prestigiosos de la nueva generación: Esteban Lamothe y Esteban Bigliardi.

Ambos interpretan a dos primos oriundos de General Villegas que viven en Buenos Aires y deben volver en auto al entierro de su abuelo. Esteban (Lamothe), es un chico bien, muñeco de torta, que tiene un buen empleo y está a punto de casarse. Recibe la noticia y pasa a buscar, con su auto, a su primo que hace mucho no ve, Pipa (Bigliardi). Este es un tipo bohemio, músico, espontaneo y atropellado. Al principio el aire se corta con cuchillos y ambos deben adaptarse al otro en las horas que dura ese viaje.

El film tiene dos estructuras bien marcadas, en una primera parte es una road movie, en la cual se adquiere la mayor intensidad narrativa. Los desencuentros y las diferencian entre los primos parecen insalvables. Pipa se ocupa de complicar el viaje y meter a Esteban en un percance tras otro. En la segunda mitad, cuando llegan a Villegas, decae el gran ritmo narrativo del comienzo y se torna más pausada, pero gana en lo técnico, hermoso planos, producto de una gran trabajo de fotografía se apoderan de la pantalla, el pueblo, la vida en el campo, las casas son transmitidas con gran riqueza visual, como ese travelling de 360 grados que nos muestra un impecable panorama del campo, mientras Pipa tiene una conversación con su padre.

Además, hay que rescatar otro gran acierto más del largometraje que es su soundtrack, se escuchan deliciosas canciones compuestas especialmente para el film por Nacho Rodriguez  (Onda Vaga), y una joyita de Marlene Dietrich. De a poco las diferencias entre los primos comienzan a desvanecerse, para dar lugar a esos chicos de pueblo que alguna vez fueron. Una historia que apuesta al encuentro, después del desencuentro y que más allá de los caminos que uno ha tomado en la vida, siempre es bueno volver al punto de partida.

calificacion_4

Por Emiliano Román

 

Contrastes.

Villegas, opera prima de Gonzalo Tobal, es un film que gira en torno a la contraposición entre cada uno de sus tópicos. Para empezar, hay dos protagonistas: Esteban (Esteban Lamothe) y Pipa (Esteban Bigliardi); a simple vista, el primero – a punto de casarse  – resulta ser el más centrado, en tanto que el segundo se encuentra perdido y sin un rumbo para su vida. Los dos primos – actualmente establecidos en Capital Federal – tendrán que emprender un viaje a General Villegas – su tierra natal – debido al fallecimiento de su abuelo.

Es muy interesante como el realizador establece cada contraste para lograr armonía en el film; ya sea a través de los distintos puntos de vista sobre lo que es la vida en el campo y la ciudad, las personalidades de los protagonistas, la comedia y el drama o lo típico y lo moderno. Cada una de estas características hace que lo opuesto conviva y hasta por momentos cambie ciertos roles en cada una de sus partes, lo cual hace que la narración se vaya complejizando y profundice cada vez más en el interior de sus personajes.

El film de Tobal simboliza una constante búsqueda del destino, implicando temáticas como la amistad, la familia y el trabajo. Villegas es una emotiva road-movie que se centra en narrar una historia bastante realista: se apoya en la cruda fotografía, la cual muestra un fiel retrato de cada sitio al que los protagonistas recorren: la ruta, los inmensos campos, un restaurant o un boliche en el pueblo. Todo esta filmado con tan precisa minuciosidad que siempre da la sensación de verosimilitud respecto al relato que se quiere mostrar.

Con correctas actuaciones de Lamothe y Bigliardi, Villegas resulta ser una interesante obra que – a medida en que transcurren los hechos – va explorando cada diferencia, similitud o transformación en cada uno de sus personajes para retratar una historia intensa, que deja a la obra de Tobal como uno de los principales estrenos nacionales hasta este momento del año.

calificacion_4

Por Tomás Maito

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →