A Sala Llena

Amigos Intocables, según Tomás Maito

Un vínculo intocable

Hay películas que, a priori, parecen ser intrascendentes; tanto por tener un aspecto visual transparente y poco jugado como una narrativa que no va más allá de lo standard dan la sensación de no ser más que convencionales. A pesar de esto, un film puede desplegar sus cualidades a través de la simpleza. Esto es lo que sucede con Amigos Intocables de Olivier Nakache y Eric Toledano.

La obra expone la relación entre dos amigos, o cómo de la nada se puede crear un vínculo entre dos desconocidos. Philippe (François Cluzet) es un millonario que queda cuadripléjico y, entre su soledad en su inmensa mansión, opta por contratar a un asistente personal que le sea de ayuda. En la entrevista aparece Driss (Omar Sy), un joven un tanto marginal sin intenciones de trabajar, que solo quiere que lo rechacen para cobrar un seguro social. A pesar de eso, por esas circunstancias de la vida, Driss toma el trabajo y, a partir de ese momento, ambos establecen una fuerte relación.

Amigos Intocables se establece a partir de juegos antagónicos para ir desarrollando a sus personajes. Así es como los dos protagonistas se diferencian por lo ostentoso y lo marginal o lo introvertido y lo desacatado. Y así también, gracias a los distintos aspectos de la personalidad de cada uno, es como aprenden a salir de sus crisis internas. En medio de todo esto, el film ironiza en torno al arte: a partir de los significados opuestos que ellos encuentran en él -ya sea en una pintura o en la música- surgen conexiones o experiencias que antes ninguno de los dos hubiera imaginado vivir.

El film de Nakache y Toledano mantiene un ritmo constante que hace que las acciones sean totalmente llevaderas. Entre distintos gags y un interesante humor negro hacen que la película tenga una importante cuota de entretenimiento. También resulta funcional a la obra el no abusar de recursos en el plano sentimental, al no recurrir a golpes bajos, ya que la relación que se establece entre ambos protagonistas resulta sincera y atractiva para las variantes que propone el argumento. Pero todo esto –ya saliendo del plano de la diégesis– se acrecienta, y le otorga puntos a favor a la película, gracias al gran trabajo de Cluzet y Sy, que componen un dueto actoral memorable.

Amigos Intocables es una película equilibrada que tiene la conjunción justa entre la comedia y el drama para hacer que este relato optimista sea una muy buena obra que no se enreda en ningún conflicto pretencioso, sino que se centra en contar una interesante historia que cierra en cada uno de sus aspectos.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS