A Sala Llena

Anita

 

Anita (Argentina, 2009)

 

Dirección: Marcos Carnevale. Guión: Marcos Carnevale, Lily Ann Martin, Marcela Guerty. Producción: Marcos Carnevale. Elenco: Alejandra Manzo, Norma Aleandro, Leonor Manso, Luis Luque, Peto Menahem. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 104 minutos. 

Anita de Marcos Carnevale (Tocar el Cielo, Elsa y Fred entre otras) cuenta la historia de una chica con Síndrome de Down llamada Anita (Alejandra Manzo) que sobrevive al atentado a la AMIA y se pierde luego de salir del hospital. Mientras ella trata de regresar a su hogar, lo cual se dificulta por su condición, su hermano (Peto Menahem) trata de buscarla. En ese camino de vuelta a casa se cruza con un hombre en pleno divorcio (Luis Luque) y una enfermera que trata de hacerse cargo de ella (Leonor Manso).


Carnevale nos tiene acostumbrados a historias con un fuerte peso sentimental, y eso se hace presente en esta historia; por momentos, hasta roza el golpe bajo, pero sería injusto descalificar a la película por eso. El mayor defecto que tiene es poseer todos los vicios de la televisión, léase: sobreexplicación, una imagen chata, y superpoblación de estereotipos, sólo por mencionar algunos; digo esto sin tener la intención de desprestigiar a la televisión argentina, sino con la intención de recalcar que este film acarrea lo peor de la cultura de la ficción diaria, donde se hacen tres capítulos en un día de rodaje. Deja, justamente, la sensación de haberse hecho a las apuradas (tal vez, por el aniversario del atentado a la mutual judía). Esto no es bueno para el cine argentino, no es bueno para el espectador, ni para el propio Carnevale, siendo él un director que convoca.

Un tema a tener en cuenta –inevitable teniendo en cuenta la publicidad del film– es la actuación, primero, por la inclusión de Norma Aleandro, quien es claramente desperdiciada en el film: por un lado por su poca presencia en pantalla, y por el otro, por la falta de importancia dramática de su personaje en el film. En segunda instancia, por la inclusión de una actriz con Síndrome de Down, Alejandra Manzo, y aquí debo reconocer mis respetos por ella: no se da el caso de “chica que hace que actúa” sino que hay un claro intento de ella de construir un personaje, y es ella sola la que sostiene el film, algo muy meritorio. El otro punto alto es Peto Menahem, quien en sus intervenciones logra dotar al film de la emoción que le falta. Es curioso, pero los actores con menos líneas de diálogo –en relación al tiempo que tienen en pantalla– son aquellos que lograron las mejores interpretaciones.

Por último (y no menos importante), si bien no mantiene un nivel constante, hay algunos momentos donde el score, compuesto por Lito Vitale, logra acompañar con éxito el film, y hasta logra algunos pasajes bastante interesantes. Bien por él, ya qué la banda sonora suele ser un punto flojo en muchos filmes de industria nacional.

Lamentablemente, son muchos los desaciertos de este olvidable film.

[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Aftersun

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS