A Sala Llena

Baja Costura

Dramaturgia: Soledad Galarce. Dirección: Mariano Caligaris. Escenografía: Victoria Papurello. Vestuario: Melania Lenoir. Coreografía: Fernanda Porvenzano. Música Original: María Onis / Mora González Lobo. Video: Patricio Muñiz/ María Onis/ Sofía Lagarce. Fotos: Soledad Sassani. Diseño Gráfico: Sofía Lagarce. Vj: Giancarlo Pia Mangione. Actúan: Moyra Agrelo, Soledad Galarce. Prensa: Octavia Comunicación.

 Baja costura, alto consumo.

¿Quién hubiera pensado en el destino que encontraría a Delfina y Catalina devenidas en costureras presas de su propia maquila? El mismo destino que colocó  una faja de clausura en su taller clandestino y que convirtió a Baja Costura en una obra creativa, sensible y denunciante.

La obra entera podría resumirse en la metáfora que encierra sus cambios de ropa: de estar vestidas con alta costura las dueñas de la maquila terminan, en el mismo lugar de la escena donde antes bailaban en un boliche vip, con camisas que dicen: trabajo 18 hs por día.

  La escenografía está conformada por moldes, telas, máquinas de coser e hilachas que nos encuentran en la sala. Haciéndonos cómplices de todo lo que pasa. La música y las luces acompañaran el devenir de las dueñas de la fábrica. En el mismo las veremos realizar coreográficas muestras de soltura, diálogos inteligentes en doble sentido mientras el aroma rancio, los restos de comida y el encierro hacen lo suyo dentro de sus pulmones.

La parodia será el elemento utilizado para mostrar con aires aristocráticos prejuicios propios de su clase y la inversión de sus vidas nos llevará del teatro a la realidad.

La desterritorialización, propia de la globalización, provoca que para comunidades como la boliviana venir a la Argentina a morir en una fábrica sea el único destino posible. Gracias a proyecciones y a distintos diálogos que soltaran nuestras protagonistas en momentos de seriedad y tensión (la misma que provoca el trabajo alienante que realizan) sabemos que las fábricas textiles y la muerte están conectadas desde hace más de 100 años.

Fue en 1911 en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York cuando 123 trabajadoras de la confección murieron quemadas dado que las puertas de salida de la misma estaban cerradas. “Arriba de sus máquinas de coser se encontró a las mujeres incineradas” nos cuenta Delfina, una de las protagonistas, ya agobiada por el trabajo que su misma fábrica le hizo conocer.

Desde entonces las muertes no cesaron, produciéndose la última en Abril de este año. Es así como realizamos un viaje desde la teatralidad a la realidad que se esconde tras la confección de un jean, una remera, una camisa: la muerte. La explotación laboral en precariedad de condiciones. Los silencios de un gobierno impune. La ignorancia de las grandes marcas. El delirio de grandeza que hace que algunos propietarios pongan un vestido en un pedestal y no reconozcan la muerte. El sistema de la moda comiéndoselo todo.

Baja costura parece una comedia, pero no es otra cosa que el drama que subyace a la obra. Una propuesta creativa y sensible que gracias a la cooperación de Alameda y la dirección de Mariano Caligaris acerca esta problemática desde la creación teatral, después de todo, como dijo Adorno “El arte pondrá en tela de juicio a la sociedad”.

Teatro: La casona Iluminada – Av. Corrientes 1979

Funciones: Sábados 20:30 hs

Entradas: 100 $

calificacion_4

 

Por Sofía Lara Gómez Pisa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS