A Sala Llena

Beatles

(Noruega, 2014)

Dirección: Peter Flinth. Guión: Axel Hellstenius. Elenco: Louis Williams, Håvard Jackwitz, Ole Nicolai Myrvold Jørgensen, Halvor Tangen Schultz, Susanne Boucher, Marit Andreassen, Gard B. Eidsvold, Peter Gantzler, Jonathan Chedeville. Producción: Jørgen Storm Rosenberg. Distribuidora: Lat-e. Duración: 114 minutos.

Soy tu fan.

Kim, nuestro (anti) héroe tiene 14 años y vive en Oslo, es el año 1965, época de revueltas políticas, guerras y esperanza en el poder del cambio. Kim es uno de los tantos -miles- fans de los Beatles que hay en todo el mundo. Atravesado por su música, quiere él también formar su propia banda de rock: si hasta se parece bastante a Paul McCartney y toca el bajo. Con tres amigos, Gunnar, Seb y Ola, formará Snafus e irá por la fama, o al menos por el amor de las chicas. Cecilie, compañera de Kim y de familia acomodada, flirtea con él, aunque la relación, como las que ocurren a su edad, se mueve en un terreno incierto.

Beatles recurre a una fórmula probada pero efectiva, utilizada con mayor o menor fortuna en películas con temática adolescente, sobre todo en el cine americano. Aunque en este caso logra despegarse de fórmulas preconcebidas cuando apuesta por la frescura de sus personajes. Los protagonistas son masculinos en su mayoría, pero la cuota de desenfado y osadía está dada por los personajes femeninos. Son ellas las que toman las decisiones a la hora de elegir con qué varón quedarse o no y las que darán, siempre, los primeros pasos para demostrar su interés, pasando a la acción sin dudarlo. Los chicos, torpes, parecerán inexpertos a su lado y solo podrán tratar de seguirles el paso para no quedarse al margen.

En Beatles no sólo aparece la problemática propia de la edad, también el momento histórico en que se desarrolla la acción se hace presente. La Guerra de Vietnam moviliza a parte de la sociedad, incluso a otro grupo de jóvenes, un poco más grandes que nuestros protagonistas, que buscan demostrar su inconformidad y rebeldía también con una banda de música.

Aunque despareja, la película se ve con interés. Paradójicamente, uno de sus momentos más bellos y poéticos, un paseo en bicicleta de Kim con su amada Cecilie, no cuenta con música de los Beatles, sino de Leonard Cohen, la canción Suzzane, que sale de un equipo portátil de la señorita en cuestión. En la última parte de la película el guión de Axel Hellstenius se resiente ante un intento de cierre, forzado a mi entender, con un clímax innecesario que no logra la intensidad dramática deseada. La fotografía y dirección de arte, impecables.

calificacion_3

Por Sergio Zadunaisky

 

El rock noruego.

La influencia de The Beatles, la banda de rock británica de los años sesenta, en la juventud de la época fue inconmensurable. A partir del momento de su aparición, los niños y jóvenes de casi todo el mundo fueron influenciados de alguna u otra manera por las extraordinarias canciones y el carisma de la banda de Liverpool. Beatles (2014), la película del director danés Peter Flinth, es una forma de homenaje a través de un grupo de adolescentes noruegos que comienzan una banda de rock influenciados por los discos de los ingleses. Cada uno de los cuatro chicos imita a uno de los músicos: Gunnar, el más alto y carismático, es Lennon; Seb, el músico instrumentista, es Harrison; Ola, el baterista levemente tartamudo, es Ringo; y Kim, el torpe y cándido narrador y protagonista de la película, es Paul.

La película está situada entre mitad de la década del sesenta y principios de los setenta en Oslo. Allí, Kim rememora su adolescencia junto a sus amigos, con quienes forma una banda llamada The Snafus (Situation Normal All Fucked Up), que remite al proceso de divorcio de los padres de Seb.

El film está basado en la novela homónima de Lars Saabye Christensen, publicada en 1984, que relataba una historia similar pero que en lugar de alcohol y cigarrillos incluía experimentación con drogas alucinógenas muy populares y legales en la época. Una característica de ambos opus es el clima de protesta de izquierda alrededor de la crítica al imperialismo norteamericano respecto de las atrocidades cometidas por sus tropas en la Guerra de Vietnam que -por su carácter de escenas contextuales no relacionadas directamente a la trama principal- remite a Los Soñadores (The Dreamers, 2003), el anteúltimo largometraje de Bernardo Bertolucci.

Con una clara influencia del mítico film de iniciación adolescente Stand by Me (1986) de Rob Reiner, Beatles busca en la calidez adolescente para narrar los primeros amores de los jóvenes, la formación de la banda, el descubrimiento de los discos de The Beatles a partir de los padres que tenían la oportunidad de viajar a Inglaterra, y las notorias diferencias que se comienzan a sentir entre los adultos y los jóvenes imbuidos por el espíritu de la nueva música industrial que proponía una nueva forma de hacer, escuchar y vivir la música. Beatles logra así ponernos en contacto con nuestra adolescencia y con el fenómeno musical británico a través de los comienzos del rock, mientras nos deleita con la intensidad de la primera escucha de unos jóvenes escandinavos de Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band y la apreciación de su música, su arte de tapa y la comunión ritual de la escucha en grupo. Bienvenida sea esta brisa de aire escandinavo.

calificacion_3

Por Martín Chiavarino

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →