A Sala Llena

Cobertura de 13° Jornadas de Cine y TV | Festivales y Ciclos de Cine

Qué sería de los ciclos y festivales de cine sin sus programadores. Buscar películas, seleccionarlas, controlar el estado de las copias, proyectarlas teniendo en cuenta el potencial público, no es trabajo para cualquiera.

Para conocer a los programadores de los principales ciclos y festivales que se realizan en la Argentina, se realizó la 13° Jornadas de Cine y TV | Festivales y Ciclos de Cine: Espacios para una geografía alternativa del cine.

El evento tuvo lugar el jueves 7 de junio, desde las 10hs hasta las 18hs, en el Aula Magna de la Universidad de Palermo. Un espacio amplio y cómodo, que no tardó en llenarse de estudiantes, profesionales del cine en general y programadores que no llegaron a tener espacio por cuestiones de tiempo pero que querían formar parte de la jornada.

El primero en hablar fue Javier Porta Fouz, del BAFICI. Su discurso fue tan directo como pesimista. Contó del triste panorama de los festivales de todo el mundo (principalmente. Por cuestiones presupuestarias), y anticipó que los festivales de temáticas amplias tienen los días constados, y que sólo podrán sobrevivir los que apuntan a un “nicho”, como el Buenos Aires Rojo Sangre. Nicho fue la palabra más destacada de esas primeras horas.

Minutos después, le tocó el turno a Gabriel Patrono (La Nave de los Sueños) Nicolás Vetromile (Uncipar), y Federico Ambrosis y Lia Gómez, directores de FESAALP. Con un estilo más ameno, optimista y enriquecedor, contaron sus comienzos, sus luchas constantes, sus alegrías por ofrecer al público la posibilidad de ver un cine distinto. Además, manifestaron que seguramente en el futuro habrá cada vez más festivales de cine (“Y no sólo los de ‘nicho’”), ya que cada ciudad del país querrá organizar el suyo.

Le siguieron Néstor Granda, de Libercine, y los responsables del BARS —Gabriel Schipani, Pablo Sapere y Ariana Bouzón—, a quienes no les causó mucha gracia el uso de la expresión “nicho”. También hablaron de lo que significa llevar adelante festivales con una temática específica, sobre todo si no se cuenta con presupuesto.

Para finalizar la primera parte de la jornada, el coleccionista e investigador Fernando Martín Peña habló de su gestión en el BAFICI a mediados de la década pasada, de su trabajo en el cine del Malba y en los ciclos de Filmoteca, y del BAZOFI, parodia del BAFICI. Por supuesto, no se contuvo de pegarle al Gobierno de turno ni de defender al formato fílmico en estos tiempos de tecnología digital.

Luego de un break de dos horas, siguieron pasando programadores: Pablo Conde (Festival Internacional de Cine de Mar del Plata), Diego Brodersen (Sala Leopoldo Lugones), Raúl Manrupe (CC Rojas), Carmen Guarini (DocBuenosAires), y Gustav Wilhelmi, director del Festival de Cine Alemán.

En definitiva, fue una gran oportunidad de empaparse en lo que es la programación de ciclos y festivales de cine. Un trabajo sacrificado, agotador, pero que los espectadores luego saben agradecer.


Una excelente y bien llevada iniciativa de la Universidad de Palermo. Esperamos que puedan seguir desarrollando eventos de estas características.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...